Política

La oposición evalúa condiciones para participar en el diálogo

El gobierno se arriesga a ser sancionado por la Unión Europea si no concreta acuerdos, advirtió la Cancillería francesa

Jean-Yves Le Drian

AFP

El canciller de Francia, Jean-Yves Le Drian, insta a un diálogo creíble entre la oposición y el gobierno Exteriores de Francia

El encuentro, previsto para hoy entre la oposición y el gobierno, en República Dominicana, anunciado ayer por el canciller francés Jean-Yves Le Drian, forma parte de las conversaciones efectuadas en casa de Leopoldo López con el ex jefe del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y luego en Miraflores con Nicolás Maduro, el 31 de agosto.

La fecha acordada de otro encuentro fue el 10 de septiembre, pero ese día la MUD hizo las primarias, y Maduro y Diosdado Cabello estaban de viaje por lo que se delegó en el canciller Jorge Arreaza la responsabilidad de reunirse ayer con su homólogo francés en París y establecer algunas líneas de trabajo, explicaron fuentes.

Uno de los acuerdos fue que el encuentro inicial se realice hoy en Santo Domingo, con el aval del presidente de República Dominicana, Danilo Medina, y de Rodríguez Zapatero, expresó en un comunicado la Cancillería francesa, al terminar el encuentro con Arreaza.

“Estoy encantado de saber que el diálogo se reiniciará en República Dominicana. Es una buena noticia y espero que lleve rápidamente a medidas concretas. Le dije (a Arreaza) que Francia está muy preocupada por la situación política, económica y humanitaria en Venezuela. Le recordé del riesgo de sanciones europeas y la necesidad de ver rápidamente evidencia de que el gobierno está listo para relanzar las negociaciones con la oposición, y participar en un proceso creíble y sincero”, manifestó Le Drian.

Rodríguez Zapatero y el canciller dominicano Miguel Vargas instaron ayer al gobierno y a la oposición a un diálogo urgente. En un comunicado emitido luego de un encuentro entre ambos y al que tuvo acceso EFE, los dos políticos se mostraron “convencidos” de que existe “una oportunidad para un proceso de encuentro, reconocimiento mutuo y reconciliación”.

Ambos señalaron que “debe estar presidido por el máximo respeto a los principios de la democracia, los derechos humanos, el compromiso social y a la soberanía nacional. Desarrollado sobre la base de una negociación formal y con garantías que den confianza y credibilidad”.

El comisario europeo de Ayuda Humanitaria, Christos Stylianides, dijo que la Unión Europea trabaja para conseguir una mediación regional “creíble” para poner fin a la crisis venezolana, pero recordó que estudia también medidas restrictivas: “Seguimos centrándonos en gestiones diplomáticas y políticas, y estamos listos para apoyar con todos nuestros recursos la posibilidad de una mediación”.

Condiciones. Los representantes de UNT, PJ, AD y VP debatieron en Caracas “los términos y condiciones” que aceptarían para asistir a la reunión en Dominicana, aunque la mayoría de los partidos son partidarios de ir porque se trata de una invitación de gobiernos europeos, bajo el auspicio de Francia, que entraría como un nuevo mediador. 

El 31 de agosto se evaluaron diversas propuestas. Una de ellas, la mediación de cinco países, dos designados por el gobierno, dos por la oposición y el quinto escogido entre las partes. Se evaluó al Vaticano como garante y a Francia, Portugal, Grecia, Perú y México como mediadores. 

La oposición exigió un cronograma electoral nacional, regional y municipal, aunque solo se acordaron las regionales, libertad de presos políticos, cese de hostilidad contra la Asamblea Nacional y el canal humanitario. Miraflores propuso elecciones presidenciales en octubre de 2018, levantar el desacato al Parlamento y reducir el período de la constituyente a julio de 2019, a cambio de que los diputados convivieran con este foro político, y aprobaran los créditos y proyectos internacionales que requiere el gobierno.