Política

MUD no aceptará mediación de Zapatero en un posible diálogo

El diputado Juan Guaidó indicó que la posición de los partidos opositores es tajante

Zapatero

Foto: Referencial

Por EFE

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) aseveró este miércoles que no avala reuniones con el ex jefe de gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero pues no reconoce su "figura" de interlocutor para un nuevo diálogo con el gobierno de Nicolás Maduro.

En rueda de prensa, el diputado Juan Guaidó dijo en nombre de la MUD que "no hay reunión, ni nada", no reconocen "ni como interlocutor o ninguna otra figura a Zapatero", en eso son "tajantes".

Detalló además que para todos los partidos que integran la MUD debe quedar clara esta posición y que no hay ningún tipo de interlocución con el ex jefe de gobierno español.

"No sabemos cómo funge si como abogado del gobierno, si como interlocutor o facilitador", dijo Guaidó.

Sobre la reunión que presuntamente sostuvieron los opositores Timoteo Zambrano, Vicente Díaz y Luis Aquiles Moreno con Rodríguez Zapatero, Guaidó señaló que la MUD no tiene conocimiento de dicho encuentro.

"Habría que preguntarle a esas personas si fue a título personal", concluyó.

El ex jefe de gobierno de España dijo el domingo a Efe que sostuvo una reunión en Caracas con parte de la oposición y señaló que se mantendrá apostando por la reconciliación de los venezolanos porque se ha "comprometido con la tarea".

"Me he reunido con Timoteo Zambrano, Vicente Díaz y Luis Aquiles Moreno", dijo al referirse a tres dirigentes opositores.

Rodríguez Zapatero reiteró a Efe que seguirá en la labor en Venezuela por la "paz" y señaló: "Cuando uno se compromete con la tarea no la puede dejar. No puede ser que el tiempo invertido no sirva para nada".

La presencia de Rodríguez Zapatero, quien ha tenido el papel de mediador de encuentros de diálogo entre el Gobierno y la oposición, ha sido rechazada por la MUD que ha asegurado a través de Twitter que "su única intención es lavarle la cara a Maduro para que bajen las sanciones (que EE UU. y otros países han impuesto) contra los corruptos".