Política

Maduro pidió no acatar el llamado opositor a una huelga general

El presidente Nicolás Maduro llamó a la oposición a coger mínimo ante los anuncios de radicalización de la protesta para los próximos días. Pidió cesar la conspiración, el golpismo, la intolerancia y el odio.Durante su participación en la concentración oficialista en Miraflores ayer, el mandatario, quien dijo llevar la voz del pueblo, exhortó a desatender la convocatoria de la Mesa de la Unidad Democrática  a una huelga general de 12 horas para mañana: ?Llamo a la clase obrera, empresarios, a cerrar filas con la defensa del derecho al trabajo, a la prosperidad y a la vida de Venezuela?.El jefe del Estado denunció, ante sus seguidores y dirigentes del gobierno, que la oposición reedita el esquema completo de 2002. Dijo que aseguraba que la oligarquía no volverá a entrar a Miraflores, pese a que, de acuerdo con lo que aseguró, recibieron instrucciones del gobierno de Estados Unidos sobre la agenda por seguir.?Obama quiere destruir a Venezuela antes de irse?, señaló.Conminó a combatir el golpe parlamentario. ?El pueblo está instalado en las calles y no lo para nadie. Yo llamo al respeto y a la convivencia, así como llamo a la lucha y al combate. Aquellos que quieren llevarnos a la desestabilización no han podido ni podrán?, afirmó.Envió un mensaje al presidente de la Asamblea Nacional: ?Ramos Allup, escúchame, no te equivoques conmigo, no me subestimes, yo llevo la voz de este pueblo, y por este pueblo estoy dispuesto a hacer todo lo que haya que hacer para defender la paz?.Maduro, que insistió en la disposición del gobierno a emprender el diálogo con el acompañamiento del Vaticano, repudió que la MUD anunciara que no acudirá a la cita del domingo, luego de que se sumaran al encuentro con el enviado del papa a principios de esta semana. "Ellos no quieren diálogo porque quieren un golpe de Estado cruento tipo Pinochet".Tildó la actitud de la oposición de signo de insensatez, irresponsabilidad y cobardía.  Invocó el respeto a la Constitución y a que los grupos opositores que impulsan la violencia en el país retomen el carril institucional.?Queremos diálogo porque queremos estabilidad y ellos no quieren diálogo porque quieren un golpe de Estado y una intervención extranjera, pero aquí en Venezuela no habrá ninguna de las dos?.En su intervención, el mandatario se refirió a los manifestantes contra su gobierno: ?Saludamos respetuosamente a los hombres y mujeres de la oposición que están allá hoy en la plaza Altamira donde siempre deben estar, llamo al respeto a las ideas, a la convivencia, a la coexistencia, así como llamo a la lucha y al combate, y que no se equivoquen con nosotros?.En las calles. Antes de la llegada del presidente al acto oficialista, el vicepresidente ejecutivo Aristóbulo Istúriz aseguró que el pueblo ignorará las provocaciones opositoras. ?Tomaremos las calles donde tengamos que tomarlas para garantizar la revolución bolivariana?.Istúriz considera que el comandante Hugo Chávez debe sentirse orgulloso de la revolución y de la gestión de Maduro.Codena en sesión permanenteAl mediodía, el jefe del Estado instaló el Consejo de Defensa de la Nación al que declaró en sesión permanente. Refirió que Henry Ramos Allup, presidente del Parlamento, desacató la Constitución al no acudir a la cita y pidió al Codena emitir recomendaciones sobre el diálogo nacional y en materia económica. El diputado argumentó que no participaría en  ?ese teatro, el mosaico, el show, que quiere montar el presidente contra la Asamblea Nacional?.Maduro abogó por el diálogo participativo y humano y por el trabajo de la Comisión por la Verdad. ?Aquel que haya llamado a la violencia y tenga responsabilidades legales que le dé la cara al país y pida perdón, y la justicia será sabia?, anunció.Pidió evaluar la ruta del diálogo: ?Cuánto ha costado ese diálogo, todo el año, yo convoqué a las fuerzas políticas de oposición a instalar la comisión de la justicia y la verdad y las sillas se quedaron vacías?.Señaló que el país ha cancelado, en los últimos 20 meses, 40 millardos de dólares de su deuda financiera externa a pesar de la guerra económica y de la caída de los precios del petróleo. Denunció una campaña contra Pdvsa mediante el lobby en embajadas.