Política

Maduro aterrizó forzosamente ante la realidad del país

El cacerolazo, los empujones, los gritos, los improperios y las detenciones en Villa Rosa, estado Nueva Esparta, fueron la muestra de la ruptura emocional y de la fidelidad política entre el presidente Nicolás Maduro y la mayoría de los venezolanos, explican los analistas políticos Luis Salamanca y Ricardo Sucre. ?Ese evento expresa claramente la frustración y el desencanto de la gente y ocurrió precisamente en una zona que fue chavista y que ya no lo es. Allí se interpeló y se increpó a un presidente?, afirma Salamanca. Añade que los videos presentan una imagen clásica ?como Fuenteovejuna? de un pueblo reclamándole al soberano, al monarca, que no baja a donde está su gente y que cuando lo hace es rechazado. ?Estaba dentro de su burbuja desde la que veía que todo estaba bien, pero con Villa Rosa aterrizó forzosamente ante la realidad política de un país que lo rechaza y que le pide que se vaya por todo el mal que le ha hecho?.  En su opinión, el hecho significa la desintegración progresiva de lo que fue un respaldo popular muy grande dentro del chavismo. A Maduro le correspondió asumir la turbulencia de un país afectado económicamente y no supo manejar la herencia explosiva que le dejó Chávez. La gente perdió la ilusión con el hambre y la miseria, afirma. Salamanca considera que aunque no hubiese existido la marcha del 1° de septiembre, el evento de Villa Rosa igual se habría presentado porque hay cargas emocionales que están esperando la menor oportunidad para expresarse. ?Maduro se bajó de un carro y se midió a sí mismo en una zona popular. Lo que consiguió fue darse cuenta de que el malestar se muestra más allá de pedir un revocatorio al presidente. El politólogo Ricardo Sucre indica que los hechos de Villa Rosa responden a lo que sucedió el 1-S: ?Venezuela es un pueblo cimarrón, que reta y desafía cuando está molesto. Puede estar callado, pero eso no significa que acepte o esté acostumbrado a una situación. Por el contrario, quiere decir que no consigue un canal para expresarlo y el 1° de septiembre le dio ese canal. Margarita demostró que hay un reclamo real, una molestia profunda?.   Foro Penal registra más de 30 detenciones El cacerolazo el viernes en la noche en Villa Rosa, Nueva Esparta, terminó con más de 30 detenciones,  según el registro del Foro Penal Venezolano.Entre los detenidos se encuentra el director de Reporte Confidencial, Braulio Jatar Alonso, interceptado por el Sebin  el sábado en la mañana. Un funcionario de ese organismo aseguró que se encuentra bien de salud, pero con  averiguación abierta. ?Lo que sucedió en Villa Rosa no fue más que una manifestación espontánea que sirve de ejemplo para que otras comunidades hagan lo mismo. Lamentablemente el gobierno no reflexiona ante las masivas expresiones de descontento popular, y en este sentido no podemos esperar otra cosa más que represión?, señaló Inti Rodríguez, coordinador de Provea. No es la primera vez que ocurren detenciones luego de protestas como esa. Gonzalo Himiob, director del Foro Penal Venezolano, recuerda el caso de Joselyn Prato y su hermano Johan Prato en agosto de 2015, cuando fueron aprehendidos en Cayo Sal, estado Falcón, por abuchear a la ministra de Turismo, Marlenys Contreras. ?Una de las cosas que más nos preocupa de esto es que terminan detenidas personas que no participaron directamente en la protesta?, agregó.