Política

Juan Guaidó y Héctor Rodríguez frente a frente

Fuentes políticas aseguran que el presidente encargado tiene la bendición de los partidos para ser candidato presidencial. El chavismo apunta a unas elecciones sin Maduro

ctv-bte-guaidorodriguez
Por José Gregorio Meza | @josegremeza

Las conversaciones en Barbados con la mediación de Noruega han hecho que el panorama político, ya de por sí sumamente cambiante, se haga cada vez más complejo. De una semana a otra las cosas varían y es difícil presagiar incluso el futuro inmediato, señalaron desde las cercanías de las negociaciones.

Todo presagia que entre febrero y abril del próximo año estarían dándose las elecciones presidenciales porque el régimen de Nicolás Maduro está muy cuestionado y necesita una salida elegante: “El informe de Michelle Bachelet fue lapidario. Ni los más pesimistas del chavismo esperaban que iban a quedar tan mal parados”, afirmaron.

Los flecos que faltan por cortar están referidos a la conformación del Consejo Nacional Electoral, que se renovará completamente.

“Ya se sentaron los cuatro líderes de los principales partidos políticos de la oposición y están de acuerdo en que la figura es el presidente encargado, Juan Guaidó. Henry Ramos Allup, Henrique Capriles, Leopoldo López y Manuel Rosales confirmaron que de darse unas eventuales elecciones el candidato es el chamo”, indicaron.

Está abierta la posibilidad de que Guaidó asuma un segundo período como presidente de la Asamblea Nacional. “Nada está descartado”, expresaron.

Del lado del chavismo se avanza en la selección de un candidato de consenso: “Hector Rodríguez, gobernador de Miranda, tiene todos los cupones comprados para serlo e incluso la gente de Maduro lo ve con buenos ojos. Falta ver si Diosdado le da la bendición, pero no parece que vaya a haber problemas”, manifestaron.

“Parece que los cubanos están jalando la alfombra y no se ve con malos ojos una candidatura distinta a la de Maduro, sobre todo para oxigenar y empezar de nuevo”, explicaron.