Política

Hugo Carvajal asegura que EE UU lo reclama por motivos políticos

El mayor general retirado de la Fuerza Armada Nacional y jefe de contrainteligencia militar del fallecido ex presidente Hugo Chávez es acusado de narcotráfico, vínculos con las FARC y lavado de dinero 

Hugo Carvajal

EFE

Por EFE

El ex general chavista Hugo Carvajal, en prisión provisional en España desde este sábado, afirmó ante el juez que la reclamación de Estados Unidos contra él por narcotráfico se basa en acusaciones falsas y responde a motivos políticos por la información de que dispone de la época de Hugo Chávez.

Carvajal, que fue jefe de la contrainteligencia militar de Venezuela en tiempos de Hugo Chávez, fue detenido el viernes pasado en la casa de su hijo en Madrid y se negó a ser entregado a Estados Unidos al comparecer ante el magistrado español encargado del caso, al que explicó su salida de Venezuela hacia España para huir del país ante la situación política que atraviesa.

Declaró que hace meses había decidido que su destino sería España, después de estudiar el sistema jurídico español, y por ello mandó antes a parte de su familia a Madrid, informaron a Efe fuentes jurídicas este lunes.

Salió de Venezuela en una embarcación y llegó, luego de 16 horas de travesía, a la República Dominicana, donde entró gracias a un pasaporte falso que le había dado la fiscal general del Estado con la identidad de "Jose Mourinho", como el famoso entrenador portugués de fútbol.

Desde ese país, y con el mismo pasaporte, tomó un avión comercial a España, donde aterrizó el 18 de marzo pasado.

En Madrid estuvo viviendo con su hijo hasta que fue arrestado por la policía española, alertada por los servicios de inteligencia de aduanas de Estados Unidos.

Este país lo reclama por participar supuestamente en el envío de 5.600 kilos de cocaína, un cargamento que no llegó a entrar en ese país porque se quedó en México por un problema técnico de un avión.

También lo vinculan con las FARC, pero él negó ambas acusaciones ante el juez de la Audiencia Nacional española, que deberá resolver la extradición. En el caso de la guerrilla colombiana, afirmó que solo participó en una negociación para liberar a un empresario venezolano, cosa que consiguió.

El general afirmó que la reclamación de Estados Unidos responde en realidad a motivaciones políticas, puesto que él tiene mucha información del gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez, en concreto de sus 10 años como jefe de los servicios de contrainteligencia militar. Carvajal aseguró que esa información podría dar estabilidad a Venezuela.

El militar retirado se negó a ser entregado, pero mostró disposición a ir a ese país temporalmente para dar las explicaciones pertinentes sobre tales acusaciones, que él considera falsas.

Estados Unidos lo acusa de haber lavado dinero de la droga junto con Pedro Luis Martín Olivares, un antiguo cargo del Servicio Bolivariano de Inteligencia, que el Tesoro norteamericano incluyó el año pasado en su "lista negra" de narcotraficantes.

Carvajal apoyó en febrero pasado al líder opositor Juan Guaidó, e hizo un llamado a sus compañeros militares a rebelarse contra Nicolás Maduro.