Política

Figuera: “Las ambiciones de Maikel Moreno impidieron la salida de Maduro”

El ex director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional reconoció que el departamento policial es un centro de extorsión y secuestro. Contó que Nicolás Maduro tenía intenciones de secuestrar a la madre de Juan Guaidó. La progenitora del presidente interino tiene cáncer

Manuel Cristopher Figuera

 Foto: Referencial

Por El Nacional

Manuel Cristopher Figuera, ex director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, aseguró este miércoles que la voluntad de Maikel Moreno fue uno de los impedimentos para que se ejecutara la salida de Nicolás Maduro del poder el 30 de abril. 

"Maikel Moreno pidió 100 millones de dólares para firmar una sentencia en la que reconocían a Juan Guaidó como presidente interino. Él estaba pidiendo a los testaferros involucrados en la negociación ese monto de dinero", indicó Figuera en una entrevista para el medio español ABC.

Reveló que Moreno deseaba ser el presidente de la transición, mantenerse por tres años o tres años y medio, nombrar al ministro de Interior y Justicia, al fiscal general y al presidente del Tribunal Supremo de Justicia. Agregó que Maduro estuvo nervioso y lo contactó varias veces el 30 de abril.

Después de los hechos en Caracas, el ex director del Sebin huyó a Colombia para dirigirse a Estados Unidos, donde lo esperaba su esposa, y expresó su disposición a colaborar. 

"Había pensado en entregarme y llamé a mi mujer; le dije que me iba a entregar. Me dijo que no lo hiciera porque ella estaba de visita aquí en Estados Unidos. Había venido a visitar a su familia y ella me dijo que conocía a gente con contactos en Washington. Nunca antes estuve en contacto con las autoridades de este país", indicó. 

Admitió su responsabilidad en las torturas ejecutadas en la sede del Sebin y ofreció disculpas a las víctimas y a sus familiares. "Es un centro de extorsión y secuestro. Les pido perdón porque tengo responsabilidad, porque hasta hace apenas unos días formé parte de esa estructura de desgobierno que hay en mi país", señaló.

Agregó que las torturas tienen relación con "la coacción del derecho político" y que los diputados a la Asamblea Nacional están sometidos a un constante espionaje por órdenes de Maduro. 

Con respecto al informe de la Organización de las Naciones Unidas sobre la situación del país, señaló que Michelle Bachelet, alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, fue tímida. "Creo que la señora Bachelet fue más bien tímida. La situación es más tenebrosa de lo que ella refleja en ese informe", recalcó. 

Figuera aseguró que liberó a Leopoldo López, coordinador nacional de Voluntad Popular, y que tuvo órdenes de detener a allegados del presidente interino, Juan Guaidó. "Maduro quería detener a su madre, enferma de cáncer, pero la Fiscalía ordenó, en su lugar, la detención de Roberto Marrero. Querían someterlo a aislamiento, pero yo me opuse", indicó.

Dijo que desconocer el paradero del parlamentario, cuyo caso fue organizado por el líder oficialista. "Las armas incautadas fueron plantadas por Maduro, otro organismo hizo esa parte de colocarlas en su casa para que la Fiscalía actuara después". 

El ex director del Sebin instó a las autoridades de la Unión Europea a evitar las negociaciones con Maduro por ser una estafa y las exhortó a impulsar su salida del poder. 

"Negociar con Maduro no sirve de nada, es un maestro del engaño. Es bueno que la Unión Europea sepa que es una estafa. Maduro debe abandonar el poder, para que haya elecciones libres debe retomarse la independencia de las instituciones del Estado", dijo.