Política

Denuncian inicio de "plan represión y violencia”

En un momento en que la popularidad del gobierno de Nicolás Maduro no es la mejor (79,8% del país quiere un cambio en la conducción política, según el más reciente estudio de Venebarómetro), el grupo Zeta denunció que el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional activó el plan ?represión y violencia?, para detener a varios dirigentes políticos, directivos de medios y periodistas con el fin de silenciar denuncias incómodas.?Vienen días de intensa represión, especialmente contra los medios de comunicación?, aseveró en Twitter Rafael Poleo, editor de El Nuevo País y Zeta.Su hijo, Francisco Poleo, vicepresidente ejecutivo de ambos medios, aseguró que la semana pasada fue víctima del plan del Sebin, por lo que tuvo que abandonar el país como ya lo hicieron su hermana, la periodista Patricia Poleo, y su padre.El ejecutivo indicó que todo comenzó cuando el diputado Diosdado Cabello afirmó hace algunas semanas que su padre estaba organizando un golpe de Estado desde Miami, junto con el general Hebert García Plaza. Después, en un mensaje en Twitter, Rafael Poleo advirtió que en Venezuela se estaba creando el clima para una intervención extranjera que, aclaró, no apoyaba.?El martes escucho que el presidente Nicolás Maduro acusó a Rafael Poleo de ser un agente de la CIA desde hace 50 años. Rayaban todos los días la fachada del periódico, golpearon al vigilante, recibí amenazas de muerte y desde el alto gobierno me advertían que me iban a echar una broma?, explicó.Desde ese día, un vehículo de la Guardia Nacional se aparcó permanentemente frente a la casa de Poleo y entre 12:00 m y 1:00 am una camioneta Fortuner blanca hizo lo mismo, encendía las luces durante cinco minutos, se iba y luego volvía. Eso ocurrió en unas siete ocasiones.?Al día siguiente logré salir del país. Este plan del Sebin empezó con la detención del equipo de reporteros de la Mesa de la Unidad Democrática y de Coromoto Rodríguez, jefe de seguridad del presidente del Parlamento, Henry Ramos Allup. Se une a los ataques contra El Nacional. El brazo ejecutor es Cabello?, denunció Poleo.El directivo de El Nuevo País afirmó que este tipo de acciones ocurren porque el gobierno se siente acorralado, ya que no puede resolver los problemas de la gente. ?Pero el periódico seguirá luchando y no cambiará su línea editorial?, aseveró.