Política

Denuncian acoso a diputados y dirigentes opositores

El dirigente de La Causa R, Andrés Velásquez, es uno de los que está sometido a persecución

Andrés Velásquez

El dirigente de la Causa R considera que las acciones que asuma la Mesa de la Unidad deben ser consensuadas

Diputados a la Asamblea Nacional de la Mesa de la Unidad Democrática denuncian persecuciones y amenazas a  parlamentarios y concejales
opositores tras los disturbios ocurridos en ocho ciudades del estado Bolívar. Afirman que el control del pranato y la complicidad de los efectivos de seguridad impulsaron los saqueos y responsabilizan al gobernador Francisco Rangel Gómez y al gobierno nacional por ser causante directo del caos al decidir sacar de circulación en 72 horas el billete de más alta denominación. 

Olivia Lozano, dirigente nacional de Voluntad Popular y diputada  de la Asamblea Nacional por el estado Bolívar, sostiene que la situación del estado está en “tensa calma”, pero se debe destacar que ya comenzaron las persecuciones a dirigentes opositores y diputados como Andrés Velásquez. Agrega que el origen de los hechos fue la desesperación del pueblo venezolano por la inquietud que causó el no tener efectivo para cubrir sus necesidades: “En principio, los hechos ocurrieron por la necesidad de la gente, pero luego tomó el mando el pranato y el malandraje. En el estado Bolívar tenemos tiempo denunciando que se manejan mafias que tienen tomadas las minas del sur del estado Bolívar. Toda esa gente salió y saquearon 90% de comercios. Con mucha responsabilidad decimos que Bolívar está tomado por la cúpula del malandraje”.

José Prat, diputado a la AN y dirigente de La Causa R, asegura que lo ocurrido en Bolívar evidencia la existencia de las bandas criminales que operan en ese estado y la complicidad de la policía: “El pranato se le salió de las manos al gobernador Rangel Gómez y causó destrozos.
El gobierno en su discurso dice que hay responsabilidad de la oposición, pero anunciaron la intervención de la policía del estado Bolívar. Si la actuación de los funcionarios hubiese sido la correcta hoy estuvieran condecorándolos. Creo que esta es una confesión de que hay una responsabilidad directa del ejecutivo del estado Bolívar. Lo sorprendente hubiera sido que admitieran que se equivocaron, pero como
siempre, culpan a terceros”. 

“Culpar a dirigentes de oposición es una manera de distraer a la opinión pública. Aquí hay un pranato que Rangel Gómez dirige para apoderarse de las minas y los usa como controladores sociales por medio de tres modalidades: colectivos, sindicatos y círculos bolivarianos”, señala Américo de Grazia, diputado a la Asamblea Nacional por el estado Bolívar y activista de La Causa R.