Política

Decisiones de la constituyente obedecen a órdenes directas de Maduro

De las 58 veces que el órgano ha respaldado al Ejecutivo, en 44 oportunidades ha actuado por exigencia del presidente, señala Transparencia Venezuela

Asamblea nacional constituyente

Foto: Referencial

Por RAFAEL LEÓN | raleon@el-nacional.com

En 2017 el gobierno promocionó la creación de una asamblea nacional constituyente como un mecanismo “democrático” para “mejorar la situación del país”. No obstante, a poco más de un año de su creación, el comportamiento ha sido otro: alejado de la redacción de un texto constitucional, de los principios democráticos y de la solución de los problemas diarios de los ciudadanos, afirman representantes de la ONG.

Transparencia Venezuela señala que la ANC ha sido una demostración de la falta de separación de los Poderes Públicos en Venezuela, debido a que ese órgano, convocado por el presidente Nicolás Maduro, se mantiene sumiso al Ejecutivo respondiendo sus peticiones que son ajenas a la creación de una nueva carta magna, lo cual viola lo establecido en el artículo 347 de la Constitución.

En un informe en el que analizan la actuación de los 90 actos constituyentistas celebrados hasta agosto, solo 6 casos están relacionados con la creación de un nuevo texto constitucional y otros 26 corresponden a trámites administrativos. El resto está constituido por actividades que consideran inconstitucionales, porque en 58 oportunidades respaldan al Ejecutivo y asumen competencias propias de otros poderes, como las de la Asamblea Nacional, órgano al que le han usurpado funciones en 24 ocasiones.

De las 58 decisiones que ha tomado la constituyente, 44 de ellas se hicieron por órdenes del presidente o para respaldar su gestión, indica la ONG. “En el propio contenido de los decretos, así como en las declaraciones en medios de comunicación se deja ver que el órgano está sometido al Poder Ejecutivo y actúa para complacerlo”, expresa el documento.

Para Mercedes de Freitas, directora de la ONG, cualquier acto de la ANC es írrito –por su convocatoria y elección– pero, a pesar de ese punto, ejecutan decisiones que tienen repercusión en la dinámica del país. Indicó que los acuerdos de la constituyente son una demostración de la falta de autonomía de los poderes.

“La ANC no actúa en la construcción de democracia y en el desarrollo del país; es una asamblea que está trabajando para mantener un gobierno que es responsable de la crisis que tenemos”, agregó.

Ali Daniels, abogado y director de Acceso a la Justicia, indicó que con la ANC comenzó el camino hacia el totalitarismo. Recordó que la constituyente fue convocada por el presidente Maduro el 1° de mayo del año pasado, con el objetivo de desviar la atención de las protestas antigubernamentales que se desarrollaban en esa fecha.

“Efectivamente, la ANC no es un órgano independiente ni autónomo, no actúa sino cuando el Ejecutivo le dice que tiene que actuar. La convocatoria de la ANC fue un medio para facilitar la asunción completa de todos los poderes por parte del Ejecutivo atribuyéndose poderes supraconstitucionales y a partir de allí pudieron hacer una limpieza de funcionarios públicos”, expresó.

Sobre esa actuación destaca el cambio en la Fiscalía. Antes de la destitución de la fiscal Luisa Ortega Díaz, Maduro aseguró que entre los objetivos de la ANC estaba la “transformación” del Ministerio Público, el cual había iniciado investigaciones en los casos de las muertes ocurridas en las manifestaciones que se desarrollaban en ese entonces. También la Fiscalía había denunciado violaciones de derechos humanos y ejecuciones extrajudiciales por parte de las OLP.

En seis oportunidades los constituyentes han usurpado funciones del Consejo Nacional Electoral, lo cual le ha permitido al mandatario realizar elecciones en tiempos favorables para su partido y no en los lapsos establecidos en la Constitución. Desde el año pasado ha solicitado elecciones en tres oportunidades, en las cuales los dirigentes de su partido han obtenido cargos públicos a través de esos comicios convocados en condiciones poco democráticas.

Otro de los hechos que, según Daniels marca la falta de autonomía de la ANC, es que en sus sesiones no hay discusiones ni debates; sus decisiones se acuerdan por unanimidad.

“Los constituyentes son personas que están ahí para obedecer órdenes, hacen vida de un órgano supeditado que cumple los dictados del Ejecutivo y no para tener iniciativa”, puntualizó.

“La ANC no actúa en el desarrollo del país, es una asamblea que está trabajando para mantener un gobierno responsable de la crisis que tenemos”

Mercedes de Freitas, directora de Transparencia Venezuela