Política

Cinco magistrados asilados salieron de Venezuela hacia Chile

Los profesionales del Derecho ingresaron durante el pasado mes de agosto a la embajada chilena, en busca de protección, según dijeron, donde recibieron la calidad de “huéspedes”

Magistrados Asamblea Nacional

 Magistrados designados por la Asamblea Nacional de mayoría opositora

Los cinco magistrados venezolanos del Supremo que estaban asilados en la embajada chilena en Caracas, y que abandonaron este lunes la sede diplomática, salieron del país caribeño rumbo a Chile en un recorrido que incluirá una escala en Colombia, informaron hoy fuentes oficiales.

El ministro de Relaciones Exteriores del país austral, Heraldo Muñoz, precisó en rueda de prensa que la Cancillería ha recibido “la confirmación de su intención de llegar a vivir en Chile como asilados”.

Muñoz también confirmó, tras recibir a su homólogo de Costa Rica, Manuel González, el viaje de los cinco magistrados a Colombia, donde se entrevistarán con personal de la embajada de Chile en Bogotá, con el fin de realizar las últimas diligencias antes de su viaje a Santiago.

Se trata de los magistrados Beatriz Ruiz Marín, Zuleima Del Valle González, Elenis Rodríguez Martínez, Luis Marcano Salazar y José Núñez Sifontes.

Todos ellos, parte de los 33 magistrados designados por el Parlamento -de mayoría opositora- para integrar el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, ingresaron durante el pasado mes de agosto a la embajada chilena, en busca de protección, según dijeron, donde recibieron la calidad de “huéspedes”.

El 22 de agosto pasado, Chile concedió el asilo diplomático a los cinco ciudadanos venezolanos, que completaron 49 días al interior de la residencia del embajador del país austral en Caracas, Pedro Felipe Ramírez.

“Sin duda los vamos a recibir porque tenemos una deuda muy grande con los venezolanos”, dijo al portal Publimetro el diputado y miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara, Jorge Tarud.

“Ellos recibieron a muchos chilenos durante la dictadura militar (de Augusto Pinochet)”, precisó.

En esa línea, su propuesta es que sea el Estado el que se haga cargo de entregarles facilidades a los asilados.

“A un refugiado, Chile le da toda las posibilidades: se le otorga residencia, una visa para conseguir un trabajo y el Estado tendría que facilitarle quizás alguna forma de respaldo para que puedan alojarse acá durante los primeros días”, aludió el parlamentario.

Según el Gobierno chileno, aún permanece en la residencia del embajador chileno, Pedro Felipe Ramírez, el ciudadano venezolano Roberto Enríquez, presidente del Partido Social Cristiano (COPEI) y vicepresidente de la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA).

Roberto Enríquez se encuentra en calidad de “huésped” desde el pasado mes de abril.