Política

Aure: Nos persiguen porque no accedimos a entregar la Federación de la UC

El secretario general de la Universidad de Carabobo se pronunció sobre la privativa de libertad dictada contra Iván Uzcátegui, presidente de la FCU-UC, y Ramón Bravo, director de comedores. Aseguró que los dirigentes, a su juicio, son perseguidos desde julio de este año

Pablo Aure

Foto: Referencial

Por Cristian Briceño | Cristianmbg92

Faltan solo siete días para que se celebren las elecciones del gobierno estudiantil de la Universidad de Carabobo, una de las cinco universidades autónomas de Venezuela.

Los movimientos estudiantiles de la institución educativa superior lograron unificarse en torno a un candidato único, Marlon Díaz, para la Federación de Centros Universitarios de UC, que era contrario a los intereses de los estudiantes identificados con el oficialismo.

Iván Uzcátegui, presidente de la FCU-UC, y Ramón Bravo, director de comedores, formaban parte de esa plancha estudiantil que los alumnos denominaron como “La unidad perfecta”.

Sin embargo, Uzcátegui y Bravo no podrán participar en los próximos comicios electorales porque la jueza de control 11, María Eugenia Villanueva, les dictó este jueves, al finalizar su audiencia de presentación, privativa de libertad alegando delitos de peculado doloso y agavillamiento. La acusación fue realizada por el fiscal número 13, Aníbal Colmenarez.

Pablo Aure, secretario general de la UC, dijo en una entrevista a El Nacional Web que se trata de una medida política ejercida de forma unilateral por el poder judicial en Carabobo.

Desde julio inició el hostigamiento por los cuerpos de seguridad

No se trata de una sentencia aislada. La detención de Uzcátegui y Bravo es la etapa final de un proceso de citaciones que empezó en julio de este año, cuando el gobernador de Carabobo, Rafael Lacava, los acusó de haber desviado alimentos de los comedores de la universidad.

“Iván y Ramón fueron citados en julio por el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc). Ellos se presentaron y luego se ordenó practicar una auditoría contable por parte de los mismos técnicos del organismo de seguridad. Los resultados fueron de normalidad, no hubo pruebas de que haber causado un perjuicio a la administración pública y se demostró que el comedor estaba siendo bien manejado”, explicó Aure.

El secretario de la UC aseguró que, posteriormente a esa citación, los dirigentes estudiantiles fueron abordados por funcionarios que les exigieron que se retiraran de los elecciones universitarias.


"Lo digo con seguridad, la condición era que se retiraran de los asuntos universitarios y que entregaran la Federación a los estudiantes identificados con el oficialismo, en este caso, con los que comulgan con el gobernador de Carabobo. Ellos no accedieron, como debe ser"

Pablo Aure


La plancha única se preparaba para los comicios y el viernes 19 de octubre, a las 5:30 pm, realizaron la inscripción oficial de la asociación estudiantil. Minutos después, Uzcátegui y Bravo fueron citados por el Cicpc para las 9:00 am del día sábado 20 de octubre.

“Los dejaron todo el día en la comisaría, sin declarar. En la universidad decidimos, por tanto, formar una comisión jurídica que acompañara a los estudiantes. La citación la pasaron para el día lunes, se volvieron a presentar, y el comisario les dijo: ‘Ya está todo aclarado’”, detalló Aure.

Ya se había decidido que el día de las elecciones sería el 14 de noviembre, y este martes una comisión del Cicpc se presentó en la casa de Uzcátegui y Bravo con órdenes de aprehensión con los delitos señalados.

“Nosotros sabemos que las órdenes de captura no se dictan sino en casos puntuales en los que hay resistencia de los citados a presentarse ante las autoridades voluntariamente. Pero los estudiantes fueron todas las veces que fueron convocados”, acotó Aure.

"La sentencia ya estaba elaborada antes de concluir la audiencia"

El pasado 29 de octubre, el gobernador Lacava realizó una publicación en Instagram en la que aseguró que tomaría medidas en contra de los estudiantes “malandros” de la UC, a quienes acusó de no querer perder sus posiciones de poder para “desfalcar” la casa de estudio.

Para Aure, los comentarios del gobernador son la prueba de que la sentencia ya estaba elaborada desde antes de concluir la audiencia.

“Estos son señalamientos de la gobernación de Carabobo, que son los que mandan al poder judicial en este estado. Nos están persiguiendo porque alzamos la voz y porque defendemos la democracia. Pero si creen que van a silenciar al movimiento universitario se equivocan. Somos y seremos siempre irreverentes”, expresó.

A pesar de esto, las elecciones estudiantiles no se van a suspender. “Son elecciones estrictamente estudiantiles. No tenemos parcialidad alguna hacia ninguna de las organizaciones, al contrario, les facilitamos sus inscripciones”, destacó Aure.

El secretario de la institución autónoma opinó que la mejor muestra de solidaridad que se puede tener con Uzcátegui y Bravo es acudir masivamente el 14 de noviembre a la universidad y ejercer su derecho al sufragio. “Los estudiantes deben alzar su voz, porque los universitarios no se arrodillan ante nadie, solo ante Dios”.

Tags