Política

La Asamblea Nacional se esfuerza para alcanzar un gobierno de transición

“La gente le está dando un plazo relativamente corto a cualquier anuncio y quiere ver resultados muy rápidos”, indicó el analista político Benigno Alarcón

La Asamblea Nacional se esfuerza para alcanzar un gobierno de transición

 EFE 

Por CRISTIAN BRICEÑO | cristianmbg@gmail.com

Venezuela vive un proceso inédito que genera expectativas en la ciudadanía. La Asamblea Nacional tiene en sus manos la posibilidad de lograr una transición democrática y hace los esfuerzos para alcanzarla, coinciden politólogos y constitucionalistas.

“Si las expectativas de avance de la ciudadanía no se cumplen, habrá mucha decepción”, indicó Benigno Alarcón, director del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la Universidad Católica Andrés Bello.

“Esto es una situación inédita y se genera un grado de esperanza y expectativas que pueden ser tanto positivas como negativas. Si un cambio de gobierno no encuentra anclaje en la realidad, eso va a llevar a que la oposición pierda credibilidad”, explicó.

“La gente le está dando un plazo relativamente corto a cualquier anuncio y quieren ver resultados muy rápidos. Tal vez no un cambio de gobierno en días, pero sí avances de manera continua”, señaló.

Alarcón dijo que la directiva de la AN debe gestionar con mucho cuidado su discurso para lograr la confianza de la población.

Advirtió que la gente se movilizará siempre y cuando sienta que va a servir para algo. “Si no existe apoyo de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y de los factores que sostienen al gobierno en el poder, es muy difícil que haya una transición. No se trata de un tema de voluntad o falta de voluntad, sino del quiebre del piso que sostiene al gobierno”, aseguró.

Señaló que la transición no se puede hacer en pocos meses: “Es un proceso de mediano a largo plazo, incluso puede ser que sean varios gobiernos los que la hagan”.

Aclaró que es mucho más que llamar a unas elecciones: “Si no se va a cumplir con los cambios de reglas e institucionales, no se puede hablar de un gobierno de transición sino de uno provisional que ocupa un vacío, y una vez efectuadas las elecciones se realiza la transición”.

Considera complicado que pueda haber elecciones en 30 días, “porque, además, se tendrían que hacer muchos cambios institucionales necesarios”.

Constitucionalidad

Juan Manuel Raffalli, abogado constitucionalista y profesor de la UCAB, considera que Guaidó no ha asumido como presidente de la República. “Cuando uno da un paso así de importante, no puede haber dudas, y si las hay es porque no hubo una asunción inequívoca del cargo y además no se hizo ante la AN sino en un cabildo, que es un mecanismo de consulta popular. No hubo una voluntad expresa de asumir el cargo ni las formalidades que tenían que ocurrir”, indicó.

Advirtió que todavía hay elementos confusos que deben aclararse: “La base de su intervención es el artículo 333 de la Constitución cuando pide el apoyo de la FANB y de la gente, lo cual ratifica que él no asumió. El artículo 233 de la Constitución indica que cuando hay ausencia absoluta de presidente de la República, asume el presidente de la AN y debe llamarse a elecciones. Pero él esta invocando el artículo sobre la base de la necesidad de que se hagan nuevas elecciones porque no hay presidente electo”.

José Vicente Haro, abogado constitucionalista y profesor de la Universidad Central de Venezuela, subrayó que se vive una oportunidad histórica, única e irrepetible, y que es inminente la transición de un régimen autoritario a un gobierno democrático: “Por ello nuestro deber es respaldar a Juan Guaidó, el presidente de la AN, en la responsabilidad que valientemente ha asumido”.

En opinión de Haro, Guaidó es el presidente encargado de la República al acogerse a los artículos 233, 333 y 350 de la Constitución en el cabildo abierto del viernes, conforme al artículo 70 de la Constitución.

Dijo que el presidente del Parlamento tiene una legitimidad constitucional que no tiene Maduro. “Como presidente de la República encargado es jefe del Estado, jefe de gobierno y comandante en jefe de la FANB, y por ello ha realizado llamados legítimos a la comunidad internacional, a los ciudadanos y a las FANB para, entre todos, concretar su juramentación”.

Legalidad versus realidad. William Brownfield, ex embajador de Estados Unidos en Venezuela, señaló que aunque existen evidencias para considerar la legalidad de un gobierno alternativo, la realidad es otra. “Hay momentos en los cuales un argumento legal, una postura legal tiene que enfrentarse al mundo real”, dijo en un conversatorio organizado por el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales en Washington.

“Guaidó está muy pero muy restringido en lo que se le va a permitir hacer dentro de Venezuela”, afirmó, y aseguró que si cruza cualquier línea roja tiene muchas posibilidades de terminar en prisión.

Michael Camilleri, especialista en políticas públicas del centro de análisis Diálogo Interamericano, explicó que queda abierta una interrogante diplomática: “Vamos a ver si los países que no reconocieron el nuevo mandato de Maduro reconocen al presidente de la AN como el presidente legítimo y comienzan a tratarlo como tal”.


El cabildo abierto

El abogado Juan Manuel Raffalli aseguró que el cabildo abierto, según el artículo 70 de la Constitución, es un mecanismo de participación popular para la toma de decisiones. “A escala legislativa no es vinculante; el cabildo se convocó para mantener a la población activada”. La Constitución señala que es un “medio de participación y protagonismo del pueblo en ejercicio de su soberanía”. La Ley Orgánica del Poder Municipal refiere en los artículos 261 y 262 que la iniciativa para su convocatoria corresponde al concejo municipal, a las juntas parroquiales, al alcalde y a los ciudadanos. Las decisiones adoptadas serán válidas siempre y cuando sean sobre asuntos atinentes a su ámbito espacial.