Petróleo

Producción de Pdvsa cayó 924.000 barriles día durante la gestión de Maduro

En abril de 2013 el bombeo de la estatal pasó de 2,75 millones de barriles por día a 1,83 millones de barriles por día el mes pasado

PDVSA

Una cadena de malas decisiones tomadas por el presidente fallecido Hugo Chávez y reforzadas por su sucesor Nicolás Maduro causaron una caída en la producción petrolera nacional nunca antes vista. Solo en el último mes la contracción fue de 118.000 barriles por día, de acuerdo con los reportes que envía el gobierno a la Organización de Países Exportadores de Petróleo.

Los boletines que publica mensualmente la OPEP evidencian que en lo que va de año la producción venezolana ha caído en 433.000 barriles por día, pues en diciembre de 2016 el bombeo era de 2,27 millones de barriles y en noviembre de este año bajó a 1,83 millones de barriles.

El declive es aún mayor si se toma en consideración el nivel de producción que había en abril de 2013, cuando el mandatario Nicolás Maduro tomó formalmente el poder. Entonces, la producción era de 2,75 millones de barriles por día. Es decir, que en los 4 años de su gestión se han dejado de producir 924.000 barriles por día.

La importante contracción que ha habido en la principal empresa del país ha hecho que se reduzcan las exportaciones que proveen 96% de todas las divisas. Analistas aseguran que por la caída en la producción se han dejado de percibir más de 20 millardos de dólares, que hubieran servido para hacer importaciones de bienes básicos.

Para el economista y ex director de Pdvsa José Toro Hardy, el retroceso que estamos viendo en la industria petrolera comenzó hace más de una década, cuando Chávez decidió despedir a más de 20.000 trabajadores de Pdvsa por razones políticas.

“Los trabajadores despedidos representaban 50% de todo el personal de la empresa, en promedio, cada uno tenía 15 años en la industria. Es decir, que con una sola decisión se lanzaron al cesto de la basura más de 300.000 años de experiencia”.

El especialista añadió que otra de las causas del declive es la falta de inversión y mantenimiento. “Es doloroso que después de una década, con precios de petróleo récord, no se haya invertido ni en la industria ni en el país. Faltó mantenimiento, faltó exploración. En este momento las refinerías producen por debajo de la mitad de su capacidad instalada”.

Dijo que una de las muestras de la caída de inversión en producción es el número de taladros que están operativos en este momento. Mientras, en 2013 el número de taladros de perforación activos era 81, ahora apenas son 40.

Toro Hardy recordó que Pdvsa dejó de ocuparse de las funciones propias de una petrolera para convertirse en una empresa que sembradora de tubérculos, importadora y comercializadora de alimentos y constructora de viviendas.

“Lo que Pdvsa tenía que hacer era cumplir con sus metas de producción para poder entregar al Estado, su único dueño, la mayor posibilidad de recursos, por regalías y dividendos, pero la pusieron a cumplir una serie de actividades que no le tocaba y el resultado ha sido desastroso”.

Corrupción roja. Otro factor que ha causado el retroceso en la industria ha sido la corrupción, agregó Toro Hardy. Recordó que anteriormente Pdvsa era una empresa extremadamente supervisada tanto por la Contraloría General de la República, como por las comisiones de contraloría de la Cámara de Diputados y del Senado, y por el Banco Central de Venezuela, pero todo eso se acabó.

“La expropiación de las empresas prestadoras de servicio, así como el control de cambio también han afectado la industria. Nadie quiere venir a invertir en un país en el que va a tener pérdidas”.

Añadió que en este momento una de las cosas que más preocupa es la pérdida de mercado que ha tenido Venezuela. Hace 18 años el país exportaba a Estados Unidos 1,85 millones de barriles de petróleo por día, hoy apenas se exportan cerca de 500.000 barriles por día.

El declive en la producción ha impedido que el país aproveche el alza en los precios del petróleo que ha ocurrido este año. Esta semana el precio del barril de petróleo venezolano promedió 56,12 dólares, un aumento de 30 centavos en comparación con la semana anterior cuando se ubicó en 55,82 dólares el barril.


Cuba se queda con Cienfuegos

El gobierno de Nicolás Maduro se retiró de una asociación con Cuba en su refinería de petróleo de Cienfuegos y la isla caribeña asumió la plena propiedad de la planta, dijeron los medios estatales cubanos, reseñó Reuters en su página web.

Venezuela está lidiando con una paralizante crisis económica que ya la obligó a recortar los envíos de petróleo a Cuba, lo que ha tenido un efecto en cadena sobre la debilitada economía de la isla.

El motivo de la disolución de la asociación no fue inmediatamente obvio. Un ex funcionario del gobierno de Venezuela dijo que Cuba había tomado la participación de 49% de la Pdvsa en la refinería de Cienfuegos como pago de las deudas en las que dijo que incurrió el país.

La fuente agregó que Cuba dijo que Venezuela se lo debía por los servicios profesionales prestados, así como por el alquiler de buques tanque.

Tags