Papel Literario

30 dichos

Quien este 23 de octubre recibiera el Premio Reina Sofía de Poesía, Rafael Cadenas, en 1970 comenzó a escribir unos fragmentos que llamó “Irreflexiones”, y con ese título publicó parte de ellos en la “Revista Nacional de Cultura”, en 1976. Muchos años después, Ediciones Actual de Mérida los publicó completos, bajo el título “Dichos” (2010)

Rafael Cadenas

Manuel Sardá

 Rafael Cadenas 

Por Rafael Cadenas

Nuestra morada es impenetrable, y la habitamos.

*

¿Discutir para qué? Siempre es posible encontrar argumentos para defender esto o aquello. De lo que se trata, y hay urgencia, es de inquirir.

*

El espíritu es cosa desarmada.

*

Alguien socava el reino del mirar.

*

No hay guerra santa.

*

La alegría que viene del hecho de ser es más profunda que la tristeza, pero esta tiene prestigio de profundidad.

*

“Relación consigo mismo”. Frase curiosa. Piénsese en la dualidad. No somos uno, no somos enteros, somos como dos. Y después clamamos porque nuestra vida es un conflicto.

*

No somos la fuente de nuestro vivir, pero por nosotros pasan las aguas.

*

Aunque lo hayamos declarado inexistente, el misterio es una gravitación poderosa; se hace sentir por ráfagas, que sofocamos, ráfagas que dejan en los ojos una sal de abismo; ráfagas que nos hienden y nos dejan expuestos, en la extrañeza.

*

No se puede escribir cosa valedera sin haber estado en el infierno.

*

Qué recio el tenerse en vilo sobre lo arrasado.

*

¿Quién, en lo profundo, se vale de nosotros para romper su silencio?

*

Sin esperanza, y por eso, sin desesperanza.

*

Vivir ya supone una opción a la que casi nunca guardamos fidelidad.

*

Nada natural es malo. Hay que vocear esta frase. Ponerla como grito en el cielo.

*

La esfinge siempre nos cita.

*

Instaurar un dios para negar la obra que se le atribuye me parece una crueldad con él y con ella.

*

Hemos empleado vanamente la inteligencia en la tarea de explicar el esplendor. No nos interesa sentirlo. Estamos un poco muertos. Entonces nos damos a buscar “sensaciones nuevas”. Como si el mundo no estuviera siempre haciendo eclosión frente a nosotros.

*

En cada cosa comienza o termina el universo.

*

Nada es nuestro.

*

Perdimos el contacto. El mundo ya no nos dirige la palabra. Se cansó de nuestro desoír.

*

Protege tu sencilla camisa que aún está sobre la cuerda de los patios de la infancia.

*

Días en los que está el corazón como el sol en el pan.

*

Se sirve de la ausencia para estar presente.

*

Hay quienes no se permiten ser suaves por temor a disolverse.

*

Un extraño pan: sentirse vida.

*

Un poco de pensamiento nada más para que no enferme al poema.

*

El instante es el derrumbe del tiempo.

*

Siempre espero que las palabras se salven de nosotros.

*

Siempre espero palabras que toquen el cuerpo.