Política

Venezolanos piden en Madrid mayor condena internacional contra Maduro

Alrededor de 900 personas se reunieron hoy en la madrileña Plaza de Isabel II 

Manifestantes en Madrid

EFE

 La concentración coincidió con otra organizada por el partido izquierdista español Unidos Podemos      

 Casi un millar de opositores al gobierno venezolano se concentraron hoy en Madrid para solicitar a la comunidad internacional una mayor condena al presidente Nicolás Maduro y sanciones específicas que conduzcan a recuperar "el hilo constitucional" en Venezuela.

Con banderas y con el lema "Venezuela libertad", alrededor de 900 personas, según datos de la delegación del gobierno en Madrid, se reunieron hoy en la madrileña Plaza de Isabel II (Plaza de Ópera) con el objetivo de que "se conozca que en Venezuela no existe respeto para los derechos humanos".

"Queremos reivindicar la pérdida de más de 45 venezolanos durante las protestas de abril de este año a consecuencia de la represión y la dictadura", dijo una de las manifestantes.

La concentración coincidió con otra organizada por el partido izquierdista español Unidos Podemos, cuyos seguidores se han manifestado en apoyo a la moción de censura contra el gobierno de Mariano Rajoy a escasos 500 metros de los opositores venezolanos, en la Puerta del Sol.

Estos últimos han respetado el derecho de la formación morada a manifestarse, si bien algunos de ellos han denunciado su ambigüedad respecto al gobierno de Venezuela y les han invitado a visitar su país para que vean que "no es como lo pintan".

Dos horas ha durado la concentración en contra de Maduro, organizada por el colectivo "Un mundo sin mordaza" con el apoyo de otras organizaciones y que se ha dado cita simultáneamente en hasta 87 países de todo el mundo.

La representante de ese colectivo en Madrid, Gabriela Araujo, denunció la "represión" que viven los venezolanos por parte de las fuerzas de seguridad del país desde que comenzaron las protestas el pasado abril.

"Las cosas que se están viviendo en el país son surrealistas pero están pasando", dijo Araujo.