Política

Velásquez: 5.000 votos son la clara victoria de la oposición en Bolívar

El candidato de la MUD por la entidad suroriental del país expresó que permanecerán en vigilia frente al CNE

Andrés Velásquez

El candidato a la Gobernación de Bolívar indicó que, de no publicarse en las próximas horas los resultados electorales aceptando la vitoria de la oposición, la MUD convocará una gran movilización para este martes 17 de octubre.

Andrés Velásquez, candidato de la Mesa de la Unidad Democrática por el estado Bolívar aseguró que los más de 5.000 votos escrutados y señalados en los resultados preliminares del Consejo Nacional Electoral (CNE) serían la más clara prueba de la victoria de la oposición en la entidad suroriental del país.

El también diputado a la Asamblea Nacional, quien se encuentra frente a la sede local del CNE, en Ciudad Bolívar, desde horas del mediodía, indicó a El Nacional Web que ninguna autoridad del poder electoral se ha acercado a discutir la situación con los cerca de 2.000 manifestantes que están allí exigiendo que se revelen los resultados finales.

"Ni respuesta, ni nada. Eso es lo que tiene enardecido al pueblo desde tempranas horas", agregó. Además, aseguró que no se moverán del lugar y permanecerán en vigilia ante el CNE como forma de protesta y presión en busca de respuestas.

El aún candidato opositor informó que, de no revelarse los resultados en las próximas horas proclamando la victoria de la oposición, la MUD convocará para mañana en Ciudad Bolívar una movilización con destino a la sede desde distintos puntos de la ciudad. La misma tendrá inicio a partir de las 10:00 am.

En el primer resultado preliminar del CNE, emitido en la madrugada de este 16 de octubre, se informó que con 97,7% de las actas escrutadas, Velásquez contaba con un 272.168 votos y Noguera con 266.853 votos, una diferencia de apenas 5.315 papeletas.

En horas de la tarde, el candidato y los manifestantes que se encontraban apoyándolo en la sede de la Oficina Regional Electoral en la entidad fueron agredidos con bombas lacrimógenas y perdigones disparados por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana.