Política

Reconocimiento de partidos políticos se sigue discutiendo en Santo Domingo

La fiscal Luisa Ortega Díaz pidió que bajo ninguna circunstancia se reconozca a la asamblea nacional constituyente y que tampoco se negocie ningún derecho

Danilo Medina

AFP

Desde temprano en la mañana el presidente de República Dominicana, Danilo Medina, llegó a la Cancillería para la segunda reunión de esta ronda de conversaciones

En el segundo día de la ronda de negociación entre el gobierno y la oposición hubo avances ayer, no solo porque transcurrió en un mejor clima que el del día anterior, sino porque el espinoso tema sobre el reconocimiento a los partidos inhabilitados por la asamblea nacional constituyente también gira hacia un desenlace.

Esta segunda reunión comenzó con tres horas de retraso, debido sobre todo a que los representantes del gobierno llegaron de último a la Cancillería de República Dominicana donde se desarrollan las conversaciones. El presidente de esta isla caribeña, Danilo Medina, y su ministro de Relaciones Exteriores, Miguel Vargas, así como el ex jefe del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero llegaron desde las 9:00 am y la representación de la oposición a las 11:40 am.

En la tarde, mientras transcurrían las negociaciones, el presidente Nicolás Maduro informó que la delegación del oficialismo había puesto sobre la mesa de diálogo “una propuesta creíble”. La afirmación la hizo durante la VII reunión extraordinaria del Consejo Político del Alba, pero no dio detalles.

Situación migratoria. A las inmediaciones de la Cancillería dominicana se acercaron grupos de venezolanos, reseñó Listin Diario. Algunos expresaron su rechazo a las conversaciones y otros, como El Movimiento Diáspora Venezolana en la República Dominicana y El Movimiento de Venezolanos en República Dominicana, abogaron por los connacionales residentes en esa nación. “Queremos aportar al desarrollo de la República Dominicana y pedimos regularización de los migrantes venezolanos”, expresó Carlos Mendoza, representante de la diáspora.

En un documento entregado a la Cancillería se describe la situación: “Queremos hacer consciencia sobre la situación de los niños, mujeres, jóvenes y hombres que se han visto en la necesidad de abandonar su país, por lo que pedimos a todas las partes involucradas disponer de una actitud de tolerancia y receptividad por la paz, unidad y reconciliación de Venezuela”.

También, allende las fronteras, la fiscal general Luisa Ortega Díaz, destituida por el TSJ, ratificó que bajo ninguna circunstancia se debe reconocer a la asamblea nacional constituyente: “Mientras los venezolanos mueren de hambre y falta de medicamentos, políticos tratan de concretar acuerdos que todos desconocemos. Los principios democráticos no se negocian y aquel que reconozca el fraude constituyente estará cometiendo delito y será responsable por ello”, expresó en su cuenta de Twitter.

El magistrado del Tribunal Supremo de Justicia en el exilio, Gabriel Callejas, señaló que el diálogo requiere tres elementos para que se logre un objetivo favorable para los venezolanos: credibilidad, sensibilidad social y capacidad intelectual.

Dentro del país también hubo actividades. Los activistas de Vente Venezuela también hicieron pequeñas concentraciones en 12 estados para expresar su rotundo rechazo al diálogo. El diputado Omar González, miembro de ese movimiento político, rechazó la negativa del gobierno a reconocer que es responsable de la situación que afecta a los venezolanos: “¿Cómo ir a un diálogo con el régimen venezolano si este no acepta la crisis y no acepta la instalación de un canal humanitario?”

La UE pide soluciones acordadas

La Unión Europea  pidió soluciones acordadas para abordar las necesidades urgentes de la población en Venezuela, mediante un serio compromiso y más esfuerzos de todas las partes.

“Es vital aprovechar este momento con el objetivo de lograr soluciones acordadas para abordar las necesidades urgentes de la población. Esto solo puede obtenerse con una seria implicación y un espíritu de compromiso de todas las partes”, afirmó el Servicio de Acción Exterior de la UE en un comunicado.

La comunidad europea se comprometió a apoyar a los ciudadanos que padecen por la crisis. “Continuará buscando alivio urgente para los venezolanos y promoviendo una solución política a la crisis basada en reformas que lleven a elecciones creíbles, la liberación de presos políticos, el respeto de los cuerpos elegidos democráticamente y la defensa de los derechos humanos", reseñó EFE.