Política

Leopoldo López: Cabello reconoció a mi familia que mi detención es política

El dirigente de VP señaló que el vicepresidente del PSUV fue a la casa de sus padres en dos ocasiones. En esos encuentros les sugirió que era mejor sacarlo del país

Leopoldo López

EFE

Leopoldo López cumplirá tres años desde su detención este sábado

El opositor Leopoldo López aseguró desde la cárcel de Ramo Verde que Diosdado Cabello, primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), reconoció pocos antes de que lo detuvieran que él era “inocente” y que su situación obedecía a una “medida política”. Esta presunta confesión se la realizó el diputado oficialista a Lilian Tintori, esposa del dirigente de Voluntad Popular (VP), y a sus padres.

En respuestas por escrito a un cuestionario de Efe enviado a la prisión a través de intermediarios, López afirmó que el 16 de febrero de 2014, dos días antes de que se entregase para ser detenido, Cabello se presentó ante su familia en su casa de Caracas con un plan “cobarde”.

“Ese plan no era otro que aprovechar los temores de mi familia sobre la situación en la que me encontraba para manipularla y así convencerla de que lo mejor era que me fuera del país y que incluso, si yo accedía y aceptaba su oferta, él 'amablemente' podía ayudar con las gestiones necesarias para tal fin”, relató.

Según el opositor, sus padres y su esposa sabían de antemano cuál era su decisión y le dejaron “muy claro” a Cabello que nunca se iría de Venezuela.

“Incluso ante la insistencia de Lilian de que me estaban persiguiendo injustamente, Cabello le reconoció ante mis padres, que yo era inocente y que esto era una medida política”, aseveró.

Tras su negativa a salir del país, de acuerdo con el relato de López, el dirigente oficialista le propuso que “pidiera asilo” y se “encerrara en alguna embajada” para lo que “él también estaba dispuesto a ayudar” haciendo las gestiones necesarias.

Cabello volvió a presentarse en la casa de sus padres el 18 de febrero, según el opositor, con “el planteamiento más cobarde de todos”.

“Decía tener información que comprobaba que me iban a asesinar si me presentaba en público: 'la derecha fascista lo quiere matar y los colectivos también, y es muy difícil controlar a estos últimos”, asegura que le dijo el chavista.

López recalca que Cabello hasta el día de hoy “no ha presentado ni una sola prueba” de esa supuesta tentativa de asesinato “sencillamente porque no existe”.

“Pero igualmente, yo ya había tomado una decisión que aún mantengo, que es la correcta: jamás me iría de Venezuela e iba a enfrentar en todos los terrenos, en todos, y en especial en el terreno moral, a la dictadura”, insistió.

El fundador del partido VP, que este sábado cumplirá tres años de reclusión en la prisión militar de Ramo Verde, dice que estar preso le ha “acercado en carne propia a la descomposición de la justicia que padecen miles de venezolanos”.

“Esta lucha no es una lucha dentro de un marco democrático, es una lucha frente a una dictadura y por tanto de resistencia democrática y, consciente de esto, me he preparado en cuerpo, alma y mente para afrontarla en el tiempo y las condiciones que sean necesarias”, aseguró.

Sus condiciones carcelarias empeoraron con el tiempo y actualmente explica que se encuentra aislado “en la última celda de una torre de cuatros pisos, condición a la que son expuestos solamente quienes son sometidos a castigo por razones disciplinarias”.

Afirma que solo puede recibir visitas de sus abogados y sus familiares directos, que todas las conversaciones son escuchadas y grabadas, incluyendo las que mantiene con sus abogados, y que los documentos de la defensa son revisados y en ocasiones incautados.

“Tengo dos meses sin ser bajado a la cancha y sin poder asistir a misa”, dice.

La oración, junto a la lectura y el ejercicio -resalta- es lo que más le ha ayudado a sobrellevar el tiempo entre rejas.

“He profundizado el sentido de la oración” y “esa oración ha sido uno de los pilares fundamentales de mi fortaleza en la cárcel. Es a partir de la oración que he podido construir todo lo demás”, indicó.

Pese a la ratificación de este jueves de su sentencia por parte del Tribunal Supremo, López está convencido de que saldrá en libertad a “luchar a brazo partido por la libertad y la democracia en Venezuela” y que cuando salga será “más fuerte de alma, mente y cuerpo”.

Niega haber tenido alguna responsabilidad en la violencia desatada en las protestas de 2014, por la que fue condenado, y afirma que los venezolanos y la comunidad internacional “están muy claros de dónde provino la violencia” en el país y “de quién generó la violencia usando grupos y colectivos armados amparados por el Estado”.

López propone crear el “Movimiento de la Unidad Democrática”

Respecto de la estrategia de la oposición venezolana, aboga por ir más allá de una “simple reestructuración” de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y propone que esa alianza pase a integrar a distintos representantes de la sociedad para convertirse en un “Movimiento de la Unidad Democrática”.

“La MUD fue una alianza de partidos que mostró un gran éxito ante coyunturas electorales y hoy, nos guste o no, entramos en una fase distinta, en una fase de resistencia”, señala.

A su juicio, la “vía electoral ha sido cerrada por la dictadura” y sería “un error” plantear las elecciones regionales, previstas en principio para este año, “como la gran promesa de cambio para los venezolanos”.

“Debemos ganar, sí, pero esa no puede ser la prioridad de la agenda de cambio. La prioridad es cambiar un sistema”, recalcó.

López agradece “profundamente” el apoyo que ha recibido de España, país que “le ha dado cobijo” a su padre, “obligado al exilio por esta dictadura”, y destaca que el gobierno de Mariano Rajoy fue “el primero en el mundo” en recibir a su esposa y en pronunciarse sobre su caso.