Política

“Gran Marcha por la Salud y la Vida” fue reprimida en la Francisco Fajardo

Los manifestantes denuncian la crisis humanitaria que atraviesa el país, que tiene cifras como 80% de escasez de medicinas y muertes de niños en hospitales

Francisco Fajardo

El Nacional Web

La represión se mantiene a la altura de Bello Monte y El Rosal

Por EL NACIONAL WEB

La movilización opositora denominada “Gran Marcha por la Salud y la Vida” solo pudo llegar a la autopista Francisco Fajardo y no hasta la sede del Ministerio de Salud en el centro de Caracas debido a la represión de funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) con bombas lacrimógenas y "ballenas".

La actividad fue encabezada por una cadena humana de médicos, que avanzó y retrocedió continuamente por la actuación policial que tuvo más de dos horas desarrollándose hasta que se logró hacer retroceder a los manifestantes a la altura de Bello Monte. Varios ciudadanos se lanzaron al río Guaire para escapar de los gases lacrimógenos.

“No queremos bombas, queremos medicinas”, expresaron los manifestantes en la vía. En el lugar reportaron varios heridos y afectados por los gases lacrimógenos. El gobernador Henrique Capriles fue uno de los afectados por las bombas.

A la 1:00 pm de hoy funcionarios de seguridad obstaculizaron la marcha opositora de a la altura de El Bosque, en Chacaíto, por lo que la oposición debió modificar el recorrido previsto y dirigirse a la autopista.

Los opositores se concentraron en el Parque Francisco de Miranda e iniciaron la marcha hacia la cartera de la salud al mediodía. En la protesta se encuentran trabajadores del sector salud y dirigentes políticos.

La protesta convocada por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) tiene la finalidad de denunciar la crisis humanitaria que hay en el país.

La disidencia venezolana mantiene su agenda de manifestaciones pacíficas hacia instituciones públicas del Estado, a pesar de que los cuerpos de seguridad del gobierno tienden a impiden las movilizaciones al centro de Caracas, pues el oficialismo considera que podrían generar violencia. 

A pesar de la represión, se cumplen 52 días de continuas manifestaciones en contra del gobierno de Nicolás Maduro, que se agravaron luego de la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, calificada de "fraudulenta" por dirigentes políticos y expertos en derecho. 

La última protesta de la MUD fue la del sábado 20 de mayo, en la que miles de personas se concentraron en la autopista Francisco Fajardo a la altura del distribuidor Los Ruices. Allí se hizo una demostración de fuerza al oficialismo, de que la mayoría del país quiere un cambio político. 

Hoy se conoció que murió un tercer niño en el Servicio de Nefrología del Hospital JM de los Ríos debido a un brote infeccioso. "Como Dilfred hay cientos de historias, de hogares angustiados por falta de vacunas, antibióticos", expresó desde Parque Cristal el diputado a la Asamblea Nacional José Manuel Olivares. 

"Y qué, y qué Constituyente, si en los hospitales se nos mueren los pacientes", gritan los médicos en Parque Cristal.