Política

Esposa de Albán pidió a la CIDH trasladar los restos del concejal a EE UU

Durante la audiencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la viuda pidió que el Estado venezolano permita que su familia le de sepultura al concejal fallecido 

Fernando Albán

Referencial

Familiares de Albán desmintieron a Saab en carta que enviaron desde Nueva York

Por El Nacional Web

Meudy Osío, esposa del concejal fallecido Fernando Albán, pidió ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que interceda para que los restos sean llevados a Estados Unidos para que su familia pueda sepultarlo. 

Durante la audiencia que se realizó ante la CIDH, la viuda solicitó el apoyo para que el gobierno de Venezuela permita el traslado del cuerpo de Albán al país norteamericano.

“Luego de dos meses sin respuesta concreta con respecto a los sucesos que conllevaron a la muerte de Fernando, solicito ante esta comisión que inste al estado venezolano a que traslade el cuerpo de mi esposo para darle sepultura aquí en EE UU, donde está su familia”, dijo Osío. 

Además, pidió la creación de una comisión independiente que investigue la verdad del caso. “Solicito que se constituya una comisión autónoma para que investigue las violaciones de derechos humanos de la que fue víctima Albán. Como familia, tenemos derecho a saber la verdad, solicitamos justicia”, indicó la esposa del concejal. Fernando Albán falleció el 8 de octubre mientras se encontraba detenido en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin). El fiscal general designado por la asamblea nacional constituyente, Tarek William Saab, informó que el concejal se arrojó por una ventana del edificio. 

Los comisionados mostraron su apoyo ante esta solicitud, por ello decidieron procesar con inmediatez. Además, mostraron su interés en saber la disposición del Estado venezolano en aceptar esa petición. 

Este miércoles, varias organizaciones discutieron ante este sistema de protección de derechos humanos sobre la situación de derechos políticos y detenciones arbitrarias. Pidieron la derogación de la ley del odio y que se realicen los respectivos procesos legales de los 59 colombianos detenidos en Venezuela. Además, que se lleve a cabo el juicio de Rubén González con las debidas normativas.