Política

Detienen a Roberto Enríquez, Eduardo Vetencourt y a dos militares

Copei exige respetar los derechos humanos y liberar a los dirigentes acusados de traición a la patria

Copei

Archivo

Roberto Enríquez 

Roberto Enríquez, presidente de un ala de Copei, está detenido desde el domingo en la Dirección General de Contrainteligencia Militar. El director ejecutivo del Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero, informó que el dirigente opositor será presentado ante el Tribunal Primero de Control Militar de Caracas, a cargo de la mayor Claudia Carolina Pérez de Mogollón, bajo la acusación de traición a la patria e instigación a la rebelión.

El concejal Robert García, secretario general de Copei, denunció que no se tenían noticias sobre la situación de Enríquez. El ex gobernador César Pérez Vivas, compañero de partido de Enríquez, calificó la detención como arbitraria, sin sustento y violatoria de los derechos humanos. “El régimen no puede utilizar la justicia militar para juzgar civiles. Los civiles deben ser juzgados por sus jueces naturales”, dijo.

La Dirección Nacional del ala de Copei, presidida por Pedro Urrieta, exigió la liberación de Enríquez y de Eduardo Vetencourt, dirigente del partido, también aprehendido hace dos días. “Esta detención es otro atropello en contra de quienes pensamos distinto del gobierno y procuramos un cambio político pacífico en Venezuela. Condenamos la política represiva que adelanta el gobierno de Venezuela contra la dirigencia opositora y exigimos el más absoluto respeto a sus derechos humanos.

Sin delitos. El abogado Alonso Medina Roa señaló que el capitán Ángelo Heredia Gerbasio, adscrito a la compañía 1.407 del Ejército, en Coloncito estado Táchira, el coronel retirado Ricardo Somascal Longo y Eduardo Vetencourt fueron detenidos también el domingo en Táchira, Turmero y Caracas, respectivamente, e imputados de los delitos de traición a la patria, instigación a la rebelión y atentar contra el orden de la nación de la FANB. “Fueron detenidos y recluidos en Ramo Verde a partir de una supuesta reunión que habría tenido con Roberto Enríquez en febrero. La Fiscalía califica los hechos y no diferencia las circunstancias en las que se configuran estos hechos. A pesar de los argumentos de la defensa, se dictó la medida privativa de libertad. Hay una promiscuidad procesal y se impide el derecho a la defensa cuando no se indica de qué aspectos del delito de traición a la patria se les acusa”, denunció Medina Roa, defensor de los militares y de Vetencourt.