Política

Se agudiza la crisis en la MUD

Un grupo está a favor de María Corina Machado, otro espera las consecuencias de la crisis económica y un tercero aspira a algo, pero no sabe qué

Opositores se reunieron para buscar consenso

Foto: Referencial

Por Ascensión Reyes R.

La salida de Acción Democrática de la Mesa de la Unidad Democrática agudiza la crisis en la coalición e implica el riesgo de que la oposición se fragmente aún más.

El principal problema que afronta la alianza opositora es que sus integrantes no han logrado ponerse de acuerdo para definir una política con el fin de enfrentar al gobierno de Nicolás Maduro.

En ese escenario se mueve un grupo de la MUD que vuelve a cuadrarse con la prédica de María Corina Machado. Otro que espera que algo pase antes de diciembre y, por tanto, su inacción es evidente; saca cuentas en el sentido de que la grave crisis económica y social desencadenará acontecimientos inmediatos o a corto plazo, y piensa que eso será antes de fin de año. Y un tercero que  aspira  a hacer algo, pero no sabe qué.

La decisión de AD  puso otra vez sobre el tapete las diferencias entre los partidos de la coalición, pues ninguno tiene fuerza suficiente para  avalar su planteamiento y el consenso parece imposible.

Ahora vienen debates sustanciales y lo que queda claro es que la salida no luce tan fácil ni tan rápida. La discusión de fondo: cómo será la lucha interna en Venezuela.

Una fuente de la MUD, que prefirió no identificarse para evitar más conflictos, señaló: “Se necesita una proposición o visión de lo que se va a hacer aquí dentro. Es evidente que hay que tratar de ayudar a la diáspora, pero los problemas hay que resolverlos aquí con los venezolanos que estamos dentro”.

Aunque descarta la creación de otros frentes y de otros partidos, la fuente afirmó que enla MUD hay que generar nuevas propuestas, pero no ve que los voceros estén en la alianza. Tampoco los observa en la Concertación por el Cambio, movimiento que impulsa Henri Falcón con el apoyo de su partido Avanzada Progresista, el MAS y un sector de Copei, entre otros.

Opinó que en la MUD es necesario crear una nueva estructura, lo cual ha sido imposible por la falta de consenso sobre quién la dirigirá. Esa ausencia de acuerdo se debería a que  no existe definición sobre qué hacer en lo interno. “Si no hay acuerdo en la política que debe ejecutarse, entonces estamos hablando ya de la culminación de un proceso”, dijo la fuente.

En la alianza opositora aún está pendiente una reunión que fue  diferida, entre otras cosas por el Mundial de Fútbol, pero el problema más grave que afronta es reunir a toda la dirigencia debido a los problemas de transporte, porque es muy difícil el traslado desde el interior del país.

Mientras la MUD se debate en sus indefiniciones, el PSUV avanza hacia el IV Congreso, el cual servirá para ratificar las medidas y políticas que dicte el gobierno. Pero tampoco se espera que haya grandes cambios económicos. Lo que sí se prevé es otra oleada de persecución contra la dirigencia opositora. Ya Diosdado Cabello, presidente de la constituyente, anunció que esa instancia investigará a quienes han pedido un canal humanitario porque esa acción propicia una intervención militar en el país.

Interpreta Cabello que esta es una forma de responder al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que presuntamente en una oportunidad planteó la posibilidad de invadir Venezuela.