Opinión

Ron y chocolate

¿Demás está decir que el mejor aliado del Ron de Venezuela es nuestro cacao? Destacamos aquí la elocuencia de las tabletas de Franceschi Chocolate, que desarrolla con disciplina y altos criterios de excelencia, una deliciosa y más que extraordinaria labor. Su línea de etiquetas llamada Premium, ofrece 3 variedades de tabletas 70% cacao, a través de las cuales se pueden degustar los mejores y más representativos orígenes de cacao existentes en Venezuela: Canoabo (Valle de Urama, Carabobo), Ocumare (Ocumare de la Costa), y Choroní (Valle de Choroní). Su Línea Fina, en la que se cuentan las etiquetas Sur del Lago (Zulia), Carenero (Barlovento) y Río Caribe (Paria), concentrados a 60% de cacao, igualmente destacan por su versatilidad y fineza.Todos los chocolates son productos elaborados con cacao de alta calidad, fino y extrafino. Por más de 20 años, Franceschi ha seleccionado y rescatado las auténticas variedades de cacao venezolano, tanto de Origen Criollo como el Trinitario.La complejidad organoléptica de las variedades de cacao nacional, hace posible registros que van de los recuerdos y sensaciones terrosas, pasando por notas de higos, nueces, almendras y el agradable e intenso frescor de frutas tropicales como el plátano, cambur maduro y parchita. Nuestros rones más maduros, no precisamente los más jóvenes ?Ocumare Reserva Especial, Carúpano 12 o Solera Centenaria, Diplomático Añejo o Reserva Exclusiva, Santa Teresa Selecto o 1796, Cacique 500 o Antiguo, Pampero Aniversario, Roble Extra o Ultra, Veroes?, por ejemplo, con mezclas de alcoholes con más de 5 o 6 años de añejamiento, se entregan sin temor a estos ricos chocolates.Muerda un pedacito de cualquiera de ellos ?siempre a temperatura ambiente-, deje que el chocolate se derrita un poco en su boca y paladee un trago de ron. Si lo hace bien, con frecuencia y en buena compañía, la escurridiza y efímera felicidad, tan mezquina siempre, de seguro le hará un guiño a su más insospechada sensibilidad. ¡Salud!