Mundo

La violencia en México bate récords en los inicios del mandato de AMLO

La respuesta del mandatario mexicano ante la inseguridad es la creación de la Guardia Nacional en los próximos seis meses

AMLO

AFP

Por EL NACIONAL

La violencia en México ha alcanzado cifras récord en los primeros tres meses del año. Autoridades han registrado 8.493 homicidios lo que representa un aumento, al menos, de 9,6% comparado con el año 2018, y que coincide con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, presidente de ese país. 

El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública informó que los datos publicados reflejan la profunda problemática de seguridad que desde hace más de una década afecta al país, reseñó El País

El mandatario mexicano aseguró el pasado lunes que parte del plan de seguridad es la creación de la Guardia Nacional en los próximos seis meses. "Estamos estabilizando para que ya no continúe la tendencia al crecimiento en la violencia. Yo considero que nos va a llevar algún tiempo, pero va a empezar a bajar”, dijo en la ciudad de Veracruz. Sin embargo, la fotografía más cruda de la violencia en México ha ocurrido precisamente en Veracruz donde el viernes en la noche un comando armado llegó a una fiesta y asesinó a sangre fría a 14 personas, entre ellas a un bebé de un año.

El ataque ocurrió en una región petrolera que en los últimos años ha sufrido los embates del crimen que han desarrollado una cadena de violencia con el robo de combustible, la extorsión y el secuestro. Las primeras investigaciones apuntan a que la matanza fue el resultado de la extorsión por parte del Cártel Jalisco Nueva Generación, de acuerdo con la información de los medios mexicanos. 

La configuración de los carteles mexicanos va más allá del tráfico de drogas, que los popularizó en otra época, y se ha extendido a la diversificación de crímenes como la extorsión y el secuestro, en esa región el gobierno de AMLO ha emprendido operativos para detener el robo de gasolina, situación que no ha tenido los resultados esperados. 

Lea la nota completa en El País