Mundo

Venezolano herido en tiroteo en Florida planea demandar a las autoridades

El joven de 15 años de edad recibió cinco disparos cuando intentaba proteger a sus compañeros de clases 

Anthony Borges

 GoFundMe

Por EFE

 El joven de origen venezolano Anthony Borges, considerado un héroe por proteger a sus compañeros durante el tiroteo en la escuela de Parkland (Florida) el pasado 14 de febrero, en el que recibió cinco disparos, planea demandar a las autoridades locales por negligencia, informaron este miércoles varios medios.

Alex Arreaza, abogado que representa a Borges, de 15 años, y su familia, envió este lunes una carta en la que informa de sus intenciones a varias agencias del condado de Broward, donde se encuentra la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas High School, donde murieron 17 personas y otra quincena resultó herida.

El joven, que recibió cinco disparos en las piernas y el torso, busca compensación económica para poder afrontar el costoso tratamiento médico y recuperación a los que tendrá que hacer frente debido a las heridas sufridas.

Arreaza asegura que las facturas médicas derivadas de su tratamiento están por encima del millón de dólares, señala el diario Sun Sentinel, aunque la cifra de indemnización que pedirán todavía no fue determinada, apunta la misiva.

"La negligente manera en la que las escuelas públicas del condado de Broward, el director y el agente de policía reaccionaron para proteger a los estudiantes, y en particular a nuestro cliente, de una inminente amenaza contra su vida fue algo indolente, inaceptable y negligente", escribe Arreaza en la carta, de dos páginas.

Debido a esto  el joven, que permanece hospitalizado, sufrió unas lesiones que le impiden caminar y tiene dificultades para realizar "rudimentarias tareas por sí mismo".

Borges recibió los cinco impactos de bala cuando intentaba cerrar una puerta con la que proteger a una veintena de alumnos que intentaban esconderse.

La fiscalía tiene previsto comenzar este martes a presentar ante un gran jurado evidencia contra Nikolas Cruz, autor confeso del tiroteo y al que varios testigos han identificado como tal.

La tragedia provocada por Cruz, que afronta 17 cargos por homicidio premeditado que podrían conllevar la pena de muerte, generó un intenso debate sobre la seguridad en las escuelas y un mayor control en la venta de armas.

La presión de padres y alumnos de la escuela llevó este lunes al Senado estatal, de mayoría republicana, a aprobar un proyecto de ley que aumentaría la edad para comprar rifles de asalto de los 18 a los 21 años, establecería tres días de espera para poder finalizar la compra y destinaría 400 millones a seguridad en las escuelas y reforzar los servicios de salud mental, entre otras medidas.

La iniciativa aprobada en el Senado deberá conciliarse con una de la Cámara de Representantes para su promulgación final por parte del gobernador.

Tags