Mundo

La Unión Europea acordó imponer sanciones al gobierno de Nicolás Maduro

Los embajadores aprobaron por unanimidad un acuerdo político que incluye embargo de armas y posibilidad de aplicar medidas restrictivas a responsables de la crisis

Unión europea

Los países de la Unión Europea acordaron sancionar al gobierno de Nicolás Maduro por la represión en Venezuela, incluyendo un embargo de armas y la posibilidad de imponer medidas restrictivas selectivas contra los responsables.

Los cancilleres esperan dar el visto bueno en su consejo del lunes a ese acuerdo político, logrado por unanimidad por los embajadores de los 28 países europeos.

Las sanciones propuestas consisten en un embargo de armas y en un veto a las exportaciones de equipos que puedan ser utilizados para la represión interna o para vigilar las comunicaciones electrónicas. Incorporan además un marco jurídico para que la UE decida si la evolución de la situación lo requiere una lista de personas y organizaciones a las que consideren responsables de la situación en el país, las que les prohibirán viajar a territorio europeo y congelará los bienes que puedan tener.

El acuerdo lo rubricó el Comité de Representantes Permanentes de la UE, en el que figuran todos los Estados miembros a través de sus embajadores. Este cuerpo remitirá a continuación los documentos legales para esa decisión a los ministros, que se espera que los adopten el lunes en su reunión como un punto sin debate en su agenda.

Estas sanciones serán graduales, selectivas, flexibles y reversibles, recalcaron las fuentes, que insistieron en que no están concebidas para afectar a la población venezolana en general. Su objetivo es, dijeron, impulsar un proceso creíble y significativo que pueda conducir a una solución pacífica negociada en el país.

Los ministros comunitarios también adoptarán algunas directrices sobre Venezuela el lunes. En ellas está previsto que el Consejo reafirme que un diálogo constructivo y la negociación son la única vía sostenible para hacer frente a la actual crisis y responder a las necesidades acuciantes del pueblo venezolano.

Se espera que los ministros ofrezcan la disposición de la UE para respaldar una negociación que implique a todos los actores relevantes de cara a que logren soluciones para los desafíos que enfrenta Venezuela.


Holguín: Venezuela afecta la integración

La ministra de Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín, reconoció que la crisis política en Venezuela supone un retroceso para el proceso de integración en toda la región y subrayó que los venezolanos tienen que encontrar una forma de resolver sus problemas dialogando.

“Sin duda alguna, yo sí creo que lo que ha pasado en Venezuela ha hecho que todo el camino andado lo estemos desandando. Lo vemos en la OEA, donde está prácticamente paralizada; lo vemos en la Unasur, donde lo vemos paralizado totalmente; lo vemos en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe, donde tampoco hay reuniones”, dijo.

Reconoció que en Venezuela el panorama está muy oscuro tras la elección de la asamblea nacional constituyente, no reconocida por su gobierno. “Inclusive dentro de la misma oposición uno ve pues que no están con unos mismos objetivos y una misma línea de acción, lo que es desafortunado”, afirmó.

Dijo que ver cómo los venezolanos no pueden sentarse a dialogar es un pesar y lamentó la situación que se vive con la llegada a Colombia de muchos venezolanos. “Llegan de todos los extractos sociales, gente con muchas necesidades, muchas necesidades de hospital, de atención medica, de medicamentos, de alimentos. De alguna manera tienen que sentarse a arreglar esa situación entre todos”, añadió.

Reconoció que no se cuenta con mucho diálogo entre ambos gobiernos, pero celebró que la  conversación aún fluye entre las cancillerías cada vez que un problema afecta a los dos países.

Tras el aplazamiento de la cumbre Celac-UE, que debía haberse realizado el mes pasado en San Salvador, Holguín señaló que espera que los países de la región puedan celebrar una reunión ministerial con los europeos el año próximo. “Esa relación con los europeos es importante para toda América Latina y el Caribe, y es desafortunado que por una situación en un país no se logre dar; vamos a ver si se puede dar una reunión ministerial el año entrante, pero efectivamente la integración está muy venida a menos. Las posiciones de la región están muy duras”, aseguró.

Tags