Mundo

Una ciudad de Francia amaneció cubierta por espuma de mar