Mundo

Una barra de acero de 30 cm le atraviesa el cráneo y sobrevive