Mundo

Trump y presidente suizo exploran propuesta de representación diplomática

Suiza ejerce el poder protector de los intereses diplomáticos de Estados Unidos en Venezuela. Maduro espera que un tercer país también cuide los de Venezuela en la nación norteamericana

ctv-fgb-trump-y-maurer-efe
Por EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recibirá este jueves en la Casa Blanca a su homólogo suizo, Ueli Maurer, en una visita que coincide con la propuesta de Venezuela de que un tercer país proteja su embajada en Washington.

"Los dos líderes hablarán de la relación entre Estados Unidos y Suiza, incluidas cuestiones como el papel de Suiza en la facilitación de relaciones diplomáticas y otros asuntos internacionales", dijo la Casa Blanca en un boletín, sin proporcionar más detalles.

La visita de Maurer llega después de que Nicolás Maduro propuso a Estados Unidos nombrar a un tercer país para que proteja su embajada en Washington, donde no quedan diplomáticos venezolanos después de que ambos países rompieron relaciones.

En la embajada se vive desde hace un mes una tensa disputa entre activistas partidarios de Maduro que ocupan el recinto y opositores que tratan de tomarse el edificio.

Aunque Venezuela propuso a Estados Unidos que Turquía cumpliera ese papel, el embajador venezolano ante la ONU, Samuel Moncada, dijo que su país aceptaría cualquier otro Estado que proponga Washington para que lo ejerza.

Suiza, de hecho, ya ejerce ese poder protector en este caso de los intereses diplomáticos de Estados Unidos en Venezuela, donde tampoco quedan funcionarios del gobierno de Trump.

El gobierno de Maurer dijo que ese acuerdo le permitía contribuir a "reducir las tensiones" entre Estados Unidos y Venezuela y "desempeñar un papel constructivo" en el conflicto.

La designación de otro Estado como "protector" es habitual cuando dos países rompen o suspenden relaciones diplomáticas.

El gobierno de Trump no reconoce a Maduro como interlocutor en Venezuela y considera a Juan Guaidó presidente interino de la República. 

Los enviados de Guaidó en Estados Unidos tomaron el control hace semanas de varios edificios diplomáticos venezolanos en Washington y Nueva York, pero el caso de la embajada en la capital estadounidense ha generado una fuerte tensión.

El gobierno de Maduro invitó a activistas a su embajada cuando se fueron los diplomáticos para evitar que los enviados de Guaidó, que tienen el apoyo de Estados Unidos, se hiciesen con el control de este edificio, una intención que han manifestado públicamente.