Mundo

Temer abordará con Pence situación de venezolanos en Brasil

Tras sus reuniones con autoridades brasileñas, Pence viajará el miércoles a Manaos, para visitar un centro de acogida a refugiados que han huido de Venezuela

Reuters: Temer firmó decreto de intervención en frontera con Venezuela

 Foto: Referencial

Por EFE

Michel Temer, presidente de Brasil, recibirá este martes al vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, con quien dialogará sobre la cooperación espacial entre ambos países, la situación de los venezolanos que se han refugiado en Brasil y los niños brasileños separados de sus padres en EE UU.

La reunión con Temer en Brasilia será la principal actividad de la visita de dos días que Pence realizará al mayor país latinoamericano en el marco de su tercera gira por la región y que en esta ocasión también lo llevará a Ecuador y Guatemala.

Tras sus reuniones con autoridades brasileñas en la capital de Brasil, Pence viajará el miércoles a Manaos, la mayor ciudad de la Amazonía, para visitar un centro de acogida a refugiados que han huido de Venezuela, tras lo cual seguirá viaje con rumbo a Quito.

"La situación de Venezuela sin duda es un asunto de la conversación con Temer", dijo en rueda de prensa el subsecretario general de Asuntos Políticos Multilaterales, Europa y Norteamérica del Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil, Fernando Simas Magalhaes.

Brasil ha recibido en los últimos meses unos 50.000 venezolanos que han huido de la crisis económica, social y política de su país, y tanto la situación de Venezuela como la de estos refugiados se ha convertido en preocupación de Estados Unidos y de Brasil.

Simas Magalhaes agregó que Brasil también quiere aprovechar la visita para manifestar su insatisfacción con la situación de las familias de emigrantes brasileños que han sido separadas al intentar ingresar a Estados Unidos.

De acuerdo con la Cancillería, al menos 49 niños brasileños fueron separados de sus padres en los últimos meses y fueron enviados a albergues.

"Vamos a manifestar nuestra preocupación con el tratamiento dado a esas familias en virtud de los compromisos que ambos países tenemos en cuanto al respeto a los derechos humanos. El tema consta de la agenda del encuentro con Pence y tendrá un tratamiento concreto y especial", dijo.

Según la agenda prevista por la cancillería brasileña, Pence desembarcará en Brasilia a las 7.40 hora local y tendrá una reunión de cerca de una hora con Temer en el Palacio presidencial de Planalto, tras lo cual recibirá un homenaje en un almuerzo en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores.

"El miércoles viajará a Manaos, en donde hará una visita a un centro de acogida de refugiados venezolanos y, si las condiciones climáticas lo permiten, realizará un sobrevuelo en helicóptero a la selva amazónica", según el diplomático.

"Su visita tiene una gran importancia para nosotros. Es la primera de un funcionario de alto nivel de Estados Unidos desde el comienzo del gobierno de Donald Trump", dijo Simas Magalhaes.

El diplomático agregó que, pese al impacto negativo de los aranceles que Estados Unidos impuso al acero y el aluminio brasileño y a la crisis por la separación de familias de emigrantes, la visita se produce en un buen momento de las relaciones entre ambos países.

"A pesar de esas dificultades, la agenda en su conjunto es predominantemente positiva y tiene por objetivo buscar acuerdos en áreas estratégicas, como la cooperación espacial", dijo.

Agregó que Temer y Pence lanzarán las negociaciones para firmar un Acuerdo Marco de Cooperación Espacial entre ambos países tras haber retomado los contactos para llegar aun acuerdo de salvaguardas tecnológicas que permitan el aprovechamiento comercial de la base espacial de lanzamientos que Brasil tiene en Alcántara.

Brasil ofreció el año pasado a otros países la posibilidad de usar su estratégica base de Alcántara con el fin de quedarse con una parte del millonario mercado mundial de lanzamiento de satélites.

El uso comercial de Alcántara interesa a varias potencias espaciales debido a que, por su posición geográfica estratégica, a sólo 2 grados al sur de la línea del Ecuador y más próxima a la órbita geoestacionaria, la base de Brasil garantiza un ahorro de cerca del 30 % en el combustible usado para los lanzamientos.

El aprovechamiento de la base por otros países, sin embargo, depende de un acuerdo que establezca las salvaguardas al uso de tecnología extranjera en territorio nacional, es decir, las garantías para que nadie tenga acceso a la tecnología estratégica usada por el país lanzador.

"La cooperación especial es un tema importante de la visita ya que el vicepresidente encabeza el comité de cooperación espacial de Estados Unidos", afirmó Simas Magalhaes.

El funcionario agregó que el acuerdo no se limita al uso de Alcántara y engloba varios proyectos, como los de cooperación entre la Agencia EspacialBrasileña y la NASA.

"El acuerdo marco pavimentará el camino para el uso comercial de la base de Alcántara pero el acuerdo de salvaguardas es un requisito previo y las negociaciones para el mismo están tan sólo en una fase inicial", explicó.