Mundo

Solo se ha recibido 9% de las donaciones prometidas para Notre Dame

La mayor parte de los fondos recibidos hasta el momento proviene de particulares que han enviado su dinero a través de cheque o transferencia bancaria

Notre Dame

 Foto: Diario AS

Por El Nacional

Dos meses después del incendio que devastó a la catedral de Notre Dame de París solo ha llegado 9% del dinero de las donaciones prometidas a cuatro de las principales organizaciones encargadas de recaudar los fondos para su restauración, reveló este viernes la cadena de radio France Info.

La Fundación de Francia, la Fundación para el Patrimonio, la Fundación Notre Dame y el Centro de Monumentos Nacionales solo han recibido 80 millones de los 650 millones de euros que les prometieron en donaciones.

La mayor parte del dinero recibido hasta ahora proviene de particulares, que lo han enviado a través de cheque o transferencia bancaria. En cambio, los grandes donantes, al parecer, lo desembolsarán poco a poco en función de la marcha de las obras de restauración y la necesidad.

Entre los que prometieron donaciones se destacan la familia Arnault, propietaria del mayor grupo de lujo del mundo Moët Hennessy, y Louis Vuitton que donarán 200 millones de euros para la reconstrucción de la catedral, y la familia Pinault, propietaria del grupo de lujo Kering, que ofreció 100 millones de euros.

Algunos municipios y particulares han dado marcha atrás a sus promesas de donaciones, luego del anuncio de una lluvia de millones para su restauración.

“Puede haber gente que prometa hacer donaciones, pero que finalmente no lo haga, y luego hay y, eso es normal, sobre todo donaciones que van a ser recibidas de manera gradual en función del avance de las obras”, explicó el ministro de Cultura francés, Franck Riester, en una entrevista en la cadena de televisión France 2.

Riester recordó que luego del incendio, la catedral gótica quedó muy frágil, "sobre todo en el área de la bóveda, que todavía no ha sido asegurada. “La bóveda puede aún derrumbarse”, advirtió el ministro, que considera que este sigue siendo “el punto más frágil” de Notre Dame en estos momentos.

El 15 de abril las llamas devoraron la estructura de madera del techo de la catedral construida en la Edad Media. La aguja del siglo XIX, que coronaba el templo, se desmoronó y parte de la bóveda quedó destruida en el incendio. 

“Todavía no sabemos la causa del siniestro, incluso si a priori no es un acto criminal”, precisó en la entrevista el responsable de la cartera de Cultura.

Este sábado en la tarde se celebrará la primera misa en Notre Dame, luego del siniestro. La eucaristía será oficiada por el arzobispo de París, Michel Aupetit, y coincide con la fiesta de dedicación de la catedral, que conmemora la consagración del altar. Por razones de seguridad, los fieles no podrán asistir al culto que será retransmitido en directo por televisión.

Con información de El Mundo