Mundo

Soldados ocupan la emisora nacional de Zimbabue

El país se encuentra en tensión por conflictos entre el presidente y el jefe del Ejército 

ctv-e9f-zimbabwe

FOTO: EFE

Un destacamento militar de Zimbabue ocupó la madrugada de este martes la sede de la emisora nacional en medio de una creciente tensión política entre el jefe del Ejército, Constantine Chiwenga, y el presidente del país, Robert Mugabe.

Medios locales han informado de varias explosiones en la capital del país, Harare, aunque se desconocen las causas.

El partido del presidente Mugabe, la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF), acusó el martes al jefe del Ejército de conducta de traición destinada a incitar a la insurrección, después de que este advirtiera el lunes de que se tomarían medidas correctivas si continuaban las situaciones irregulares de oficialistas veteranos.

Acompñado de los mandos del Ejército y las Fuerzas Aéreas, Chiwenga ofreció el lunes una rueda de prensa en la que advirtió contra las situación contra los miembros más veteranos del partido, justo una semana después de que el mandatario destituyese a su vicepresidente, Emmerson Mnangagwa.

Tras una jornada tensa en el país después de que algunos tanques fueran vistos en dirección a la capital, Harare, la ZANU-PF aseguró que no considera que la actitud de Chiwenga represente al resto de la cúpula militar.

Esta misma madrugada, la embajada de Estados Unidos en Zimbabue pidió a sus trabajadores y ciudadanos que se queden y trabajen desde casa este miércoles ante la incertidumbre política por informes de un supuesto intento de golpe esta madrugada.

Según un comunicado de la delegación diplomática estadounidense, la embajada tendrá un personal mínimo y estará cerrada al público el miércoles.

La embajada alienta a los ciudadanos de EE UU en Zimbabue a refugiarse en sus lugares de residencia hasta nuevo aviso, y que estén atentos a las noticias y las notificaciones del cuerpo diplomático.

El comunicado añade que las manifestaciones pacíficas pueden tornarse conflictivas y convertirse en violentas, por lo que alerta de que se tenga cuidado cerca de grandes reuniones, protestas o manifestaciones.