Mundo

Sanciones de la UE a funcionarios venezolanos cierran el cerco al gobierno

Entre los señalados estarían el constituyente Diosdado Cabello; el fiscal designado por la asamblea nacional constituyente, Tarek William Saab, y el presidente del Tribunal Supremo, Maikel Moreno

Unión Europea (UE)
Por Manuel Tovar mtovar@el-nacional.com

Aún no han sido oficializadas, pero ya fuentes diplomáticas europeas señalaron que 7 funcionarios venezolanos responsables de la represión y de la situación política en Venezuela estarían sancionados.

Diosdado Cabello, constituyente; Néstor Reverol, ministro del Interior; Gustavo González, jefe del servicio de inteligencia; Antonio Benavides, ex comandante de la Guardia Nacional Bolivariana; Tibisay Lucena, presidente del Consejo Nacional Electoral; Maikel Moreno, presidente del Tribunal Supremo, y Tarek William Saab, fiscal designado por la asamblea nacional constituyente serían quienes tendrían prohibición de entrada a Europa o de hacer transacciones con personas o entidades del continente.

Las sanciones que hacen que “el cerco a los funcionarios venezolanos se haga cada vez más chico”, de acuerdo con Milagros Betancourt, ex directora de asuntos multilaterales del Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela, se producen al tiempo que en República Dominicana se pospuso un nuevo encuentro entre gobierno y oposición.

“Los embajadores acordaron nuevas listas para imponer medidas restrictivas vista la situación en Venezuela”, indicó una fuente diplomática bajo anonimato a la agencia AFP.

Para Betancourt, las sanciones son el corolario de la situación del país y un reconocimiento de Europa al crítico contexto que enfrenta el ciudadano de a pie. “No estamos hablando de un solo país como Canadá o Estados Unidos sino de 28, que son palabras mayores, además implica que no pueden ir para allá o mover su dinero en caso de que lo tengan”.

La abogada agregó que en el sistema financiero, de una manera u otra, el sistema económico pasa por Estados Unidos y Europa como centros de operaciones globales y las medidas representan un inconveniente importante para los sancionados.

El también jurista Mariano de Alba coincidió con Betancourt y consideró: “Son afectados en la medida que los funcionarios tengan intenciones de viajar a Europa o si tienen cuentas bancarias en la Unión Europea, si bien Suiza no forma parte del bloque y en teoría no se verían afectados por el anuncio de Bruselas, los sistemas financieros son muy complejos y complica muchísimo el estar en una lista como esa, que pasa por un sistema centralizado”.

El experto afirmó que un capital señalado hace que haya más lentitud en los procesos y se requiera de revisión de autoridades y que finalmente sea posible que no se puedan hacer operaciones si se pasa por los centros financieros europeos y estadounidenses.

El especialista en derecho internacional agregó: “En primera instancia las sanciones son más una decisión de corte simbólico; no creo que en este momento los funcionarios designados tengan cuentas en Europa porque desde hace tiempo se baraja la posibilidad de una imposición de penas, además que se hayan filtrado los nombres impide la posibilidad de congelar los fondos y que los sancionados ya hayan movilizado sus activos, si existen”.

Medida avisada. En noviembre de 2017 la Unión Europea adoptó medidas para limitar el deterioro de la democracia y el aumento de la represión por parte del gobierno a los ciudadanos y para ello impuso un embargo de armas y de material bélico. Catherine Ray, vocera del Servicio de Acción Exterior Europeo, afirmó ayer a la AFP que durante la decisión de noviembre los representantes del bloque afirmaron estar a la espera de los acontecimientos y de establecer quiénes son los responsables por las violaciones a los derechos humanos, la democracia y el Estado de Derecho en Venezuela.

Estas serían las primeras sanciones individuales de Europa y se unen así a las estadounidenses y canadienses.

Probablemente las penas europeas serán oficializadas el 22 de enero, de las que aún se desconoce su alcance. En el caso de las medidas impuestas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos a los representantes del gobierno de Nicolás Maduro se prohíbe que cualquier estadounidense pueda hacer negocios con ellos, en el proceso europeo aún no está claro si se aplicará una normativa similar.

La revista alemana Der Spiegel, una de las más importantes de Europa, publicó en su edición diaria un trabajo especial en el que calificaron al mandatario Nicolás Maduro como “Carnicero” en referencia a la operación emprendida el lunes contra el ex agente Óscar Pérez y su grupo. En el artículo se ve una animación digital del gobernante que es cubierto con sangre.