Mundo

¿Qué países se pronunciaron por la sentencia del TSJ?

La acción más radical la ejerció Perú al ordenar el retiro definitivo de su embajador en Venezuela. Otras naciones pidieron elecciones, diálogo y respeto a los principios democráticos

Bandera de Venezuela
Por Irelis Durand

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) asumirá por completo la responsabilidad de las competencias parlamentarias debido a la situación de "desacato" que persiste en la Asamblea Nacional, refiere la sentencia 156 de la Sala Constitucional en la que se declara la “omisión inconstitucional parlamentaria”.

Se advierte "que mientras persista la situación de desacato y de invalidez de las actuaciones del Parlamento", la Sala Constitucional garantizará que las competencias legislativas sean ejercidas directamente por esta Sala o por el órgano que ella disponga, para velar por el Estado de Derecho.

Luego de conocerse la sentencia, la respuesta internacional no se hizo esperar.

La reacción más firme fue la de Perú, que por medio de la Cancillería condenó la decisión de la máxima instancia judicial y frente a la gravedad de los hechos decidió retirar de manera definitiva a su embajador en Venezuela, Mariano López Chávarry. El diplomático se encontraba en territorio peruano desde que fue llamado a consulta luego de que el mandatario Nicolás Maduro criticara al presidente Pedro Pablo Kuczynski.

Chile tomó la decisión de llamar a consulta a su embajador en el país, Pedro Ramírez Ceballos, de quien esperan informe “sobre el agravamiento de la situación en Venezuela".

"El llamado a informar es una expresión de la máxima preocupación respecto de los hechos que están ocurriendo. Todos saben lo que significa el llamar a un embajador a informar, de modo que se pueden sacar las conclusiones que corresponden", indicó  el Ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz.

La Cámara de Senadores de Bolivia pidió a José Alberto Gonzales, presidente del órgano legislativo, ordenar el retiro inmediato del embajador en Venezuela, Luis Trigo. Los diputados consideran que en el país se ha quebrantado el orden democrático. "Este atentado contra la democracia no ha pasado desapercibido ya que varios Estados interamericanos han manifestado su repudio a este acto con tintes dictatoriales". 

El gobierno de Evo Morales, quien viajó a Cuba para someterse a una cirugía que le extraerá una tumoración benigna en la laringe, no se ha pronunciado de manera oficial.

La canciller de Colombia María Ángela Holguín, explicó que el embajador Ricardo Lozano, quien fue llamado para informar sobre Venezuela fue dejado en consultas luego de concluir que la situación institucional de la nación suramericana se ha agravado luego de la decisión del TSJ.

Elecciones y diálogo

El portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Mark Toner, condenó la decisión del TSJ de "usurpar los poderes de la Asamblea Nacional electa democráticamente". Hizo un llamado al gobierno venezolano a permitir que la Asamblea Nacional ejerza sus funciones constitucionales.

Instó a que se llame a elecciones lo más pronto posible y reiteró la petición de Estados Unidos de que los presos políticos sean liberados.  

El gobierno de Panamá expresó su profunda preocupación ante la medida. El Ministerio de Relaciones Exteriores señaló que la sentencia “agrava la situación política, económica, social y humanitaria que vive Venezuela”.

“Panamá hace un llamado al respeto del orden constitucional, el respeto a la separación de poderes y los principios de la democracia, y que se den las garantías para la celebración de elecciones democráticas”, refirió un comunicado en el que solicitan que se retome el diálogo que permita que gobierno y oposición se entiendan.

El gobierno de Canadá también manifestó su preocupación debido a la sentencia que suspende “los poderes legislativos de la Asamblea Nacional democráticamente electa”.

Principios democráticos

Argentina reivindicó la importancia de la plena vigencia en Venezuela del Estado de Derecho y de los principios democráticos, entre ellos, la separación de poderes y el respeto por la libre expresión de las ideas.

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto emitió un comunicado en el que reafirmó lo firmado junto con otros países suramericanos el pasado 23 de marzo, a la hora de reiterar que el diálogo y la concertación política son los únicos caminos para resolver la situación de crisis que afronta Venezuela.

El gobierno de Brasil consideró que en el país se produjo una ruptura constitucional y convocó a todas las partes a la ponderación y el diálogo.

“El pleno respeto al principio de la independencia de los poderes es esencial para la democracia. Las decisiones del TSJ violan ese principio y alimentan la radicalización política del país”, refiere un comunicado de la Cancillería.

El canciller de México, Luis Videgaray, expresó que el gobierno de ese país está preocupado por lo que considera “un deterioro del orden democrático en Venezuela”.

A través de un comunicado, Guatemala reiteró su convicción de preservar "el Estado de Derecho, el apego a las normas constitucionales, la separación de poderes,  la libre expresión del pensamiento y el respeto irrestricto a los Derechos Humanos, valores esenciales para conservar y consolidar una  democracia representativa" en Venezuela.

El Congreso de Costa Rica indicó que la actuación del TSJ es uno de “los más graves atropellos al Estado de Derecho”, por tanto la Asamblea Legislativa condenó la “violación al régimen democrático” y repudió este acto que “se convierte en un golpe de Estado”.

La Unión Europea pidió un “calendario electoral claro" en Venezuela y llamó a "respetar la Asamblea Nacional y a todos sus miembros".

"Las recientes resoluciones (...) están poniendo en tela de juicio los poderes constitucionales de la Asamblea Nacional y restringiendo la inmunidad parlamentaria de sus miembros, elegidos democráticamente por el pueblo venezolano", refirió un comunicado de la UE.

Cautelosos

El ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, dijo que el Ejecutivo decidió esperar 24 horas antes de hacer una declaración, aunque afirmó que siguen con atención los hechos que ocurren en Venezuela. Pasado ese tiempo no se ha producido un pronunciamiento oficial.

Sin embargo, legisladores de los partidos de la oposición en Uruguay reclamaron el jueves al gobierno de Tabaré Vázquez que asuma una posición oficial respecto a la crisis que afecta a Venezuela.

Un día más tarde, el oficialismo uruguayo rechazó la decisión del TSJ por entender que “no aporta al proceso y desestabiliza el orden institucional” de Venezuela.

Nuevos pronunciamientos

El gobierno de Honduras expresó su preocupación por la situación actual que vive Venezuela.

La Cancillería destacó “la importancia que significa mantener un firme compromiso con el sistema democrático y representativo".

La portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova, pidió que el diálogo se imponga sobre la confrontación en Venezuela, al tiempo que señaló que la nación europea se basa en el principio de que "cualquier decisión de los órganos del poder, de las fuerzas políticas y sociales, debe estar basada en la Constitución del país".

Alemania pidió regresar urgentemente a las estructuras democráticas y calificaron como "insoportable" la manera en la que el presidente Maduro "convierte a la población de su país en rehén de sus propias ambiciones de poder".

El gobierno de Francia advirtió que la democracia y el Estado de derecho implican la separación de poderes por lo que pidieron a las autoridades venezolanas garantizar estos principios.

España considera esencial que las autoridades venezolanas adopten las medidas necesarias para restablecer las condiciones que permitan "una colaboración democrática y un diálogo efectivo entre los poderes del Estado", al tiempo que manifestaron su preocupación por la realidad de Venezuela.