Mundo

Presidente López Obrador anunció más vigilancia a ductos de Pemex

Automovilistas hacían largas filas para cargar gasolina ante la escasez que causó su estrategia para combatir el delito

López Obrador

Cortesía 

Por AFP

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que se reforzará la vigilancia en los ductos de la estatal Petróleos Mexicanos. Mientras, decenas de automovilistas hacían largas filas para cargar combustible ante la escasez que causó la estrategia gubernamental para combatir el robo de gasolina.

“Vamos a reforzar la vigilancia en 1.600 kilómetros de ductos, en donde están los principales de la transportación de los combustibles”, dijo el mandatario.

López Obrador denunció que en Ciudad de México hubo escasez de combustible por el sabotaje a un ducto y aseguró que se va a ir normalizando la situación.

“Ya está el plan para reforzar la vigilancia en los ductos. Desde luego, van a continuar los repartos, el suministro a gasolineras con camiones cisterna y, poco a poco, vamos a ir normalizando la situación”, indicó el presidente López Obrador.

La estrategia del nuevo gobierno para combatir el robo de combustible, conocido en México como “Huachicoleo”, ha ocasionado interminables colas de automóviles que esperan para cargar gasolina, principalmente en el centro del país, mientras trabajadores intentaban ordenar el acceso a las estaciones.

Para contener el robo, el gobierno cerró los ductos que distribuyen gasolina y comenzó a distribuir el combustible en camiones cisterna, que han resultado insuficientes.

A finales de diciembre, López Obrador anunció un plan para detener ese ilícito, que en 2017 produjo pérdidas por 3 millardos de dólares.

El plan del gobierno mexicano implica la vigilancia, por parte de las Fuerzas Armadas, de 50 puntos estratégicos de Pemex así como la medida de catalogar el robo de combustible como un delito grave sin derecho a fianza.

El encargado de la Fiscalía General, Alejandro Gertz, dijo que ya está lista la iniciativa para que sea catalogado como delito grave.

El robo de combustible a Pemex, que involucra a los carteles de la droga, se ha incrementado durante los últimos años.

En 2017 se detectaron 10.363 tomas clandestinas en los conductos de la petrolera, y en 2018 hubo reportes de 12.581 hasta octubre.

Tags