Mundo

Partidos negocian contrarreloj para intentar formar gobierno

Representantes del Partido Socialista Obrero de España, Ciudadanos y la agrupación de izquierda Compromís se reunieron ayer para negociar posibles acuerdos que permitan formar gobierno en España, después del rechazo del Congreso, en dos ocasiones, a la investidura del socialista Pedro Sánchez.Las negociaciones van contra reloj porque el calendario establece que si el2 de mayo no se ha elegido un jefe del Ejecutivo se disolverá el Parlamento y se convocarán nuevos comicios legislativos.Por eso los partidos se plantean aprovechar el tiempo y PSOE y Ciudadanos, que ya fueron de la mano en la investidura de Sánchez, abrieron el campo a otras fuerzas. La primera que se unió a la negociación es Compromís, un partido de izquierda de Valencia y que tiene cuatro diputados. La presencia de este pequeño partido tiene la importancia de que abre una brecha entre los grupos de izquierda, pues otros como Podemos e Izquierda Unida  han rechazado hasta ahora sentarse a una mesa con Ciudadanos. Pedro Sánchez y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, mantuvieron ayer una conversación telefónica en la que quedaron en reunirse en los próximos días.Destitución. Pablo Iglesias destituyó al secretario de organización y número tres del partido, Sergio Pascual. Le reprochó una gestión deficiente cuyas consecuencias han dañado gravemente a Podemos en un momento en que Iglesias considera tan delicado cómo es el proceso de negociaciones para formar un gobierno del cambio. Alertó a sus militantes de que sus adversarios podían aprovecharse de sus divisiones. En Podemos no hay ni deberá haber corrientes ni facciones que compitan por el control de los aparatos y los recursos, afirmó.