Mundo

Nueva York vacunará mapaches después de varios casos de rabia

La campaña comenzó el lunes e incluye sectores como el norte del conocido Central Park. Las autoridades sugieren que se respete a los animales salvajes para evitar mordeduras

ctv-jxd-mapache
Por EFE

Las autoridades de la ciudad de Nueva York anunciaron este martes el lanzamiento de una campaña de vacunación de mapaches en los parques del norte del barrio de Manhattan, incluido Central Park, tras la aparición de cuatro ejemplares rabiosos en esta zona en los últimos dos meses.

La vacunación, organizada por los departamentos de Salud y Parques de la ciudad, se centrará en el área de Inwood Hill, aunque también afectará a otras zonas.

En concreto, la campaña abarcará la sección norte del icónico Central Park, así como los parques de Inwood Hill, Isham, Fort Tryon, Fort Washington y Riverbank.

En un comunicado, el Departamento de Salud pidió a los neoyorquinos que eviten el contacto con animales salvajes y les recordó la necesidad de vacunar a sus mascotas contra la rabia.

El último mapache afectado de rabia fue localizado el pasado 4 de

marzo en el parque de Inwood Hill. Hasta la fecha, se han  identificado seis animales rabiosos en la ciudad de Nueva York: cuatro mapaches del alto Manhattan (Inwood Hill Park), un mapache en el Bronx y otro en Staten Island.

Desde 1992, cuando comenzó la vigilancia de la rabia animal, más de 600 animales dieron positivo en la prueba de rabia en la ciudad de Nueva York.

La campaña, que comenzó este lunes, se prolongará durante dos semanas, en las que se instalarán trampas para atrapar a los mapaches que posteriormente serán vacunados, etiquetados y liberados.

El ayuntamiento destacó que los expertos encargados de la campaña tratarán a los animales con "humanidad". "Se trata de una medida preventiva para asegurar que nuestros residentes estén seguros", dijo la directora del Departamento de Salud, Oxiris Barbot, que destacó la gravedad de la rabia e instó "a respetar a los animales salvajes manteniendo una distancia segura".

El Departamento de Salud también advirtió de que las personas y los animales no vacunados pueden contraer la rabia a través de la mordedura de un animal infectado y recordó que para reducir el riesgo de rabia, los neoyorquinos deben, además de respetar la vida silvestre y evitar el contacto con los animales salvajes, mantenerse alejados de perros y gatos extraviados o desconocidos.

Tags