Mundo

17 muertos y 15 heridos en masacre ocurrida en escuela de Florida

Un venezolano de 17 años de edad entre las víctimas. Sus padres se enteraron del asesinato el miércoles pasada la medianoche

Florida

EFE/GIORGIO VIERA

Estudiantes se reúnen con sus padres y familiares tras el tiroteo 

Por MIAMI AGENCIAS

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó que toda la nación está de luto por la masacre ocurrida en Parkland, Florida. “Estamos todos juntos como una única familia”, dijo Trump en un discurso a los estadounidenses después del tiroteo, que ocasionó 17 muertos, incluido un joven venezolano, y 15 heridos en un centro de educación secundaria. El mandatario agregó que al odio se debe responder con amor.

Indicó que planea viajar a Parkland para visitar a las familias de las víctimas y las autoridades locales, y que mantendrá una reunión con los gobernadores estadales para fortalecer la seguridad en las escuelas. También prometió “enfrentar el difícil problema de la salud mental”.

En su discurso, sin embargo, Trump no hizo mención alguna a posibles medidas legislativas para reforzar el control del acceso a las armas de fuego.

Víctima

El venezolano Joaquín Oliver, de 17 años de edad y cursante del duodécimo grado, fue uno de los asesinados en la escuela Marjory Stoneman Douglas, informó a través de su cuenta en Twitter María Alesia Sosa, periodista de Univisión.

Sus padres Patricia Padauy y Manuel Oliver, que llegaron a Estados Unidos hace 14 años, en enero de 2017 obtuvieron la nacionalidad estadounidense.

Sosa refirió que el miércoles en la noche familiares del adolescente esperaron en una sala del hotel Marriot Heron Bay. A las 8:00 pm un grupo de venezolanos se acomodó en una mesa para rezar el Rosario. La periodista señaló que el papá de Joaquín Oliver se impacientó. “Déjennos saber qué pasa, necesitamos noticias pronto”, expresó. Ayer a la 1:41 am los policías confirmaron la muerte.

El sospechoso del ataque, identificado como Nikolas Cruz, de 19 años, fue ingresado a primera hora en la cárcel del condado de Broward, en la vecina ciudad de Fort Lauderdale, luego de ser acusado de 17 asesinatos premeditados tras ser sometido a un largo interrogatorio.

La investigación apunta a que el joven, expulsado de la escuela el año pasado después de una pelea con la nueva pareja de su ex novia, activó las alertas de incendio con granadas de humo y cuando sus antiguos compañeros salieron de las aulas, comenzó a disparar con un arma semiautomática.

Cruz, que supuestamente escapó confundido entre la multitud luego de los disparos, fue arrestado poco después de la matanza.


Obsesión por las armas

En la casa de Nikolas Cruz la policía encontró numerosos cargadores de munición para armas semiautomáticas y un poderoso fusil AR-15. En redes sociales, Cruz exhibía una obsesión con las armas de fuego y cuchillos.

Ben Bennight, que mantiene un canal en Youtube, alertó al FBI sobre su conducta inadecuada debido a un comentario agresivo en uno de sus videos.