Mundo

Moley, el increíble robot que imita a los mejores chefs

Lo que hasta ahora conocíamos como robot de cocina no pasaba de ser un aparato capaz de triturar, cocer, batir y freír alimentos. Una máquina útil pero muy alejada de la imagen que tenemos de un robot

Moley

Hasta hace bien poco la idea de un robot cocinero pertenecía tan sólo al terreno de la imaginación y no con muy buenos resultados. 

Moley es un robot completamente distinto creado en Reino Unido, se trata de una cocina con todo lo necesario (horno microondas y vitrocerámica incluida) que despliega dos brazos robóticos de alta precisión capaces de hacer el trabajo completo y posteriormente limpiar.

El creador de este robot es Mark Oleynik, un matemático y programador que está convencido de que su idea será un éxito porque, gracias a Moley, cualquiera podrá tener acceso a comer platos realizados por los mejores cocineros del mundo. Oleynik asegura que el secreto de los chefs está en su imaginación:"si fuéramos capaces de tener exactamente la misma materia prima, con idénticas cantidades, los mismos procesos de cocinado y los movimientos exactos para llevar a cabo las recetas, todos podríamos realizarlos". 

Moley captura los movimientos de los cocineros para reproducirlos después; aunque esa precisión mecánica nunca podrá ser sustituida, según su creador, la creatividad de un verdadero maestro de la cocina. "El robot sin un chef detrás no es nada porque por si mismo no sabe cocinar, la máquina sabe seguir instrucciones pero no puede crearla porque la máquina no tiene sensibilidad". 

Tim Anderson, ganador de Masterchef británico en el 2011, fue el primero en probar esta máquina registrando una apetitosa sopa de cangrejo. El modelo final estará a finales del 2017. 

Lea más en El País