Mundo

Misionero católico abusó de niños huérfanos en Honduras

Un cura de Pensilvania pasará casi 17 años en prisión por haber abusado sexualmente de menores en sus viajes de misionero a Honduras. Joseph Maurizio Jr., de 70 años, recibió la larga sentencia que pidieron los fiscales federales en Johnstown pese a que sus abogados trataron de reducir la pena en consideración a su edad, sus labores caritativas y otros factores. La defensa también señala que el cura niega las acusaciones y previamente había indicado que podría apelar la decisión de un juez federal el mes pasado de negarle un nuevo juicio. La diócesis católica romana de Altoona-Johnstown suspendió a Maurizio luego que le fueran presentados cargos en septiembre de 2014. Los fiscales aseguran que Maurizio usó una organización caritativa que él mismo financiaba en Johnstown para viajar a un orfanato en Honduras varios años, hasta 2009. Fue hallado culpable de ofrecer dinero y golosinas a dos niños a cambio de que le dejaran verlo mientras se duchaban, de cometer actos sexuales y toquetearlos.