Mundo

Joven fue al médico y se enteró que le quedaba media hora de vida

Luis Ortiz, residente de California, estuvo a 30 minutos de morir, luego de que le detectaran una larva en su cabeza. El hombre llevaba tres meses sufriendo dolores de cabeza, sin darle mucha importancia. Finalmente decidió ir al hospital. El doctor que lo atendió descubrió que Ortiz necesitaba, inmediatamente, una cirugía para removerle el parásito. Explicó que si hubiese esperado otros 30 minutos ya ?habría estado muerto?, reseñó  ABC . El experto detalló que la larva bloqueaba la circulación del fluido líquido a varias partes del cerebro. La llegada del parásito pudo haber sido por algún alimento que Ortiz ingirió, quizá una ensalada. ?Estoy agradecido por todo lo que los médicos han hecho por mí?, dijo el joven. De momento, Ortiz ha tenido que dejar la universidad y volver a casa de sus padres porque no puede ni trabajar ni conducir.