Mundo

EE UU impuso sanciones a cinco rusos por violación de los derechos humanos

El Departamento de Estado estadounidense informó que son "responsables de recientes violaciones de derechos humanos extremadamente notorias, incluida la muerte extrajudicial del líder opositor ruso Boris Nemtsov, y tortura y asesinatos extrajudiciales de personas LGBTI en la República de Chechenia"

Departamento de estado USA

 Fotografía referencial

Por AFP

Las autoridades estadounidenses anunciaron el jueves sanciones contra cinco rusos por violaciones de derechos humanos, incluido el asesinato de un líder de la oposición y la "tortura y homicidio" de personas LGBT en Chechenia. La medida se informa pocos días después de la reunión entre el presidente ruso, Vladímir Putin, y el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, que parecía destinada a aliviar las tensiones entre las dos potencias.

El Departamento de Estado estadounidense destacó las sanciones contra cinco individuos y una entidad, al presentar su informe anual requerido por el Congreso sobre la llamada Ley Magnitsky, que prohíbe la entrada al país y congela activos en Estados Unidos de individuos y entidades acusadas de violar los derechos humanos. Esta ley se instauró después de que un abogado ruso, Serguéi Magnitsky, murió misteriosamente detenido en Rusia en 2009.

Los nombres agregados a la lista de la Ley Magnitsky son "responsables de recientes violaciones de derechos humanos extremadamente notorias, incluida la muerte extrajudicial del líder opositor ruso Boris Nemtsov, y tortura y asesinatos extrajudiciales de personas LGBTI en la República de Chechenia", indica el boletín de la diplomacia estadounidense. Nemtsov, quien jugó un papel importante en la oposición a Putin y fue viceprimer ministro durante el mandato del presidente Boris Yeltsin, recibió cuatro disparos a corta distancia en un puente al lado del Kremlin en 2015.

Entre los individuos sancionados está Ruslan Geremeyev, cercano al líder checheno Ramzan Kadyrov. Geremeyev enfrentó cargos por su participación en el asesinato de Nemtsov. En su cuenta de Telegram, Kadyrov dijo que las sanciones eran "una prueba clara de que Estados Unidos nos teme".

Las autoridades estadounidenses también sancionaron a dos investigadores, Gennady Karlov y Elena Trikulya, por ocultar hechos sobre la muerte y la detención de Magnitsky. "Casi 10 años después de su muerte, seguimos preocupados por la impunidad de este y otros crímenes violentos contra activistas, periodistas, informantes y opositores políticos", dijo en el escrito la portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus. También informó sobre "la intensa atmósfera de intimidación para quienes trabajan para exponer la corrupción y las violaciones de los derechos humanos en la Federación Rusa".

El Kremlin prometió este viernes medidas recíprocas "de una manera u otra". "Todo se hará en el interés nacional", aseguró a periodistas el portavoz de Putin, Dmitri Peskov. La embajada rusa en Washington había dicho antes que las decisiones "no constructivas" de Estados Unidos "chocan con la perspectiva positiva de las conversaciones recientes entre Rusia y Estados Unidos". Pompeo afirmó que, aunque había profundos desencuentros con Putin, cree que los dos países pueden cooperar, incluso en la búsqueda de un acuerdo político que ponga fin a la guerra en Siria y el acuerdo de desnuclearización de Corea del Norte. También se ven afectados por las sanciones una fuerza especial que opera en Chechenia y su comandante, Abuzayed Vismuradov. De acuerdo con el Departamento del Tesoro, esa fuerza ha participado en asesinatos extrajudiciales y tortura, incluidos ataques contra hombres homosexuales, que han sido objeto de la condena internacional.