Mundo

García-Margallo: Venezuela debe valorar el efecto si niega la entrada a González

El ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, afirmó hoy que no va a pedir al expresidente del Gobierno Felipe González que anule su viaje a Venezuela y añadió que si le impiden la entrada, será el país latinoamericano el que tenga que valorar "la repercusión en el mundo y en la región". En declaraciones a Radio Nacional de España (RNE), García-Margallo recordó que González le llamó para anunciarle su intención de ofrecerse para la asistencia técnica a la defensa de Leopoldo López y Antonio Ledezma. "No sé si va a ir o no. Los españoles tienen libertad de viajar por el mundo. Felipe es español y podrá ir a Venezuela si le parece bien o no. Que le dejen entrar o no corresponde a las autoridades venezolanas, no a nosotros. No le puedo pedir a Felipe que no viaje a Venezuela y no haga algo que él cree que debe hacer", dijo. Las autoridades venezolanas "no se tienen que enfadar", afirmó, antes de apostillar: "Yo no me enfadaría si un venezolano viniese a prestar asistencia técnica a un ciudadano de su país". "No se nos puede pedir que hagamos la vista gorda cuando se trata de temas de derechos humanos. Tendrán razón o no, se habrán violado derechos humanos o no, pero no se puede pedir que no nos preocupe", subrayó el jefe de la diplomacia española. Sobre las relaciones de España con Venezuela, afirmó que éstas "van y vienen" y explicó que el embajador español en Caracas, Antonio Pérez Hernández, ya ha vuelto al país después de ser llamado a consultas por España. "Nicolás Maduro hizo unas declaraciones diciendo que íbamos a ser amigos y espero que eso sea así", añadió García-Margallo. Volvió a agradecer la mediación que llevaron a cabo países como Brasil, Ecuador y Colombia y agregó que su trabajo es "intentar evitar que haya líos". "No estoy para crear líos, sino para arreglarlos. Pero hubo insultos notorios al Congreso, a Aznar (expresidente del gobierno), a Rajoy (actual jefe del ejecutivo español), que provocaron la llamada a consultas del embajador porque eso no es tolerable", apuntó.