Mundo

Fujimori sigue hospitalizado tras sufrir un ataque isquémico cerebral

 El expresidente peruano Alberto  Fujimori  permanece ingresado en una clínica de Lima mientras se le continúan practicando pruebas médicas tras sufrir "un ataque isquémico cerebral transitorio" el pasado fin de semana, afirmó hoy su hija Keiko  Fujimori  a medios locales. Keiko  Fujimori , líder del partido Fuerza Popular, visitó hoy a su padre en la clínica La Luz, a la que el expresidente peruano fue trasladado en la madrugada del sábado tras presentar un debilitamiento de la fuerzas de sus piernas en la celda donde cumple una condena 25 años. "Le están haciendo una resonancia magnética. El día de ayer le practicaron una endoscopia y una ecografía. Según los resultados de los exámenes, sobre todo el hoy, se verá la magnitud del problema y se determinará si es dado de alta en las próximas horas", indicó  Fujimori  al Canal N. La hija del expresidente consideró que el deterioro de la salud de su padre "tiene una correlación con el endurecimiento del régimen carcelario". "Recordemos que se le retiró el teléfono para comunicarse con su familia", añadió  Fujimori , cuyo padre mantiene un proceso judicial para recuperar el teléfono con el que a finales de 2013 ofreció dos entrevistas periodísticas que no habían sido autorizadas previamente por el Instituto Nacional Penitenciario (Inpe). Para Keiko  Fujimori , "no tiene lógica que se endurezcan sus condiciones carcelarias cuando ya tiene 76 años". Alberto  Fujimori , que ha sido operado en cinco ocasiones en la lengua por lesiones leucoplásicas, también fue ingresado en marzo del año pasado en la clínica La Luz por una isquemia que le afectó la movilidad del brazo izquierdo. Fujimori  fue condenado en 2009 a 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad, pena que cumple en una celda individual en la sede de la División de Operaciones Especiales (Diroes) de la Policía, en el distrito limeño de Ate-Vitarte, en el sector este de la capital. El actual presidente peruano, Ollanta Humala, rechazó en 2013 la solicitud de indulto humanitario presentado por los hijos de  Fujimori  al considerar que el estado de salud del expresidente no merecía ese beneficio.