Mundo

Curazao lamentó la decisión sobre el cierre de fronteras con Venezuela

Eugene Rhuggenaath, primer ministro de Curazao, sostuvo que la decisión no beneficia las relaciones de su país con Venezuela 

PRIMER MINISTRO
Por El Nacional Web

Eugene Rhuggenaath, primer ministro de Curazao, dijo este lunes que el cierre de las comunicaciones decretado unilateralmente por Venezuela con esa isla y las de Aruba y Bonaire para poner en marcha un operativo que acabe con el contrabando no beneficia las relaciones entre vecinos.

Rhuggenaath dio las declaraciones tras reunirse con Marisol Gutiérrez de Almeida, representante diplomática de Venezuela ante este territorio autónomo de los Países Bajos, para tratar las consecuencias de la decisión.

Rhuggenaath indicó que el cierre unilateral de la frontera entra en conflicto con la búsqueda de unas relaciones de buena vecindad con Curazao que hasta ahora se consideraban positivas.

Dijo además que vigilaría de cerca las consecuencias del cierre y tomaría medidas de ser necesario, sin dar más detalles de sus palabras.

El anuncio de Venezuela el pasado viernes provocó que los habitantes de Curazao, Aruba y Bonaire hicieran acopió de alimentos, ya que los tres territorios dependen en gran medida de las frutas y verduras de Venezuela.

Halbe Zijlstra, ministro de Asuntos Exteriores de los Países Bajos, dijo que, lo que denominó, boicot comercial unilateral no encaja con la ambición de contar con una buena relación entre países vecinos.

Una portavoz de Zijlstra había indicado durante el fin de semana que se exigiría una explicación ante la medida y que su país está dispuesto a colaborar si se demuestra que se llevan a cabo prácticas ilegales en la frontera.

Maduro, presidente de Venezuela, ordenó el viernes pasado el cierre durante 72 horas de las comunicaciones con Aruba, Curazao y Bonaire para poner en marcha un operativo que acabe con los contrabandistas que dañan la economía a su país.

"He ordenado la inmediata toma de todos los puertos y aeropuertos por donde nos comunicamos y se hace labor de intercambio comercial y de pasajeros con Aruba, Curazao y Bonaire", dijo Maduro al término de un consejo de gobierno.

Estas tres islas se encuentran a pocos kilómetros de la costa del estado Falcón, en el occidente venezolano.