Mundo

Cuestionan uso de la represión contra las drogas

Los presidentes de los tres grandes países productores de coca de América Latina, Colombia, Perú y Bolivia, unieron sus voces ayer en la Organización de Naciones Unidas para sepultar la receta de la represión contra las drogas e impulsar un nuevo enfoque basado en la salud y la cooperación internacional. Los mandatarios de Colombia, Juan Manuel Santos; Perú, Ollanta Humala, y Bolivia, Evo Morales, hablaron en el cierre de la sesión especial de la Asamblea General sobre el problema mundial de las drogas. Santos defendió el fracaso de la guerra contra estas y consideró que es hora de replantear las políticas acerca del asunto. Humala defendió la necesidad de buscar el equilibrio en las políticas y Morales acusó a Estados Unidos de usar la guerra antidrogas para controlar a otros países. La sesión de la ONU sobre este tema se abrió el martes con la aprobación de un documento para establecer un nuevo enfoque sanitario compartido por varios países.