Mundo

Colombia confía que no haya brotes xenófobos contra migrantes venezolanos

El vicepresidente de Colombia afirma que su gobierno está trabajando para evitar una crisis humanitaria a causa de la llegada masiva de inmigrantes 

Óscar Naranjo

Óscar Naranjo, vicepresidente de Colombia, aseguró que el país evitó una crisis humanitaria por la llegada de inmigrantes venezolanos y que entre los nativos de ambos países vecinos no existe estallidos de xenofobia.

Naranjo considera que la llegada de venezolanos a Colombia generó "una relación funcional familiar de nacionales colombianos y venezolanos".

Para el vicepresidente la afluencia de ciudadanos provenientes de Venezuela ha generado “preocupación” entre los colombianos, por la presión generada en los servicios de salud y educación.

Los ciudadanos colombianos reclaman “más acción”, según Naranjo.

“Yo confío en que los colombianos, que hasta ahora han dado grandes muestras de tener un trato comprensivo con familiares, muchas veces venezolanos, o con los connacionales en general, pues no avanzaremos a un estadio de xenofobia radical", señaló.

El vicepresidente afirma que el gobierno está trabajando “con un enfoque humanitario” para atender a los venezolanos y así han logrado "administrar en estos meses lo que hubiese sido una gran crisis".

Lo más importante, según el mandatario, es dar atención humanitaria y no integración, porque afirma que "los venezolanos que están llegando a Colombia todos han expresado su deseo de regresar a su país".

Con información de EFE.