Mundo

Colombia asegura que es incapaz de soportar la crisis migratoria venezolana

La Superintendencia de Migraciones de Perú informó que los ingresos de venezolanos disminuyeron de 3.500 a 1.250 diarios, luego de pedir pasaporte como requisito

Carlos Holmes Trujillo

Foto: EFE

El canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, junto al secretario general de la OEA, Luis Almagro

Por Agencias

Colombia no tiene la capacidad de soportar sola la llegada de miles de migrantes que huyen de Venezuela, dijo el canciller Carlos Holmes Trujillo, que abogó nuevamente por un esfuerzo internacional para atender el problema.

“Colombia no puede soportar esta situación sola, nosotros hemos venido haciendo un gran esfuerzo, lo seguiremos haciendo, pero la magnitud de la crisis es tal que no tenemos la capacidad suficiente para atenderla”, declaró Trujillo a Caracol Radio.

El ministro de Relaciones Exteriores aseguró que Colombia, que ha recibido ayudas de Estados Unidos, insistirá en impulsar medidas y acciones concretas en el plano nacional, regional, multilateral e internacional para afrontar la ola migratoria. Entre ellas, reiteró la necesidad de crear un fondo multilateral de emergencia y de designar a un alto funcionario de Naciones Unidas para que coordine las acciones.

“Este es un asunto que nos afecta principalmente a nosotros como país, pero se trata de una crisis que afecta a toda la región porque la crisis migratoria proveniente de Venezuela ha adquirido una gran magnitud”, afirmó.

Cifras de la ONU indican que 2,3 millones de personas se han ido  de Venezuela desde 2014. Colombia, que comparte2.200 kilómetros de frontera con Venezuela, ha recibido en los últimos años más de un millón de personas.

Trujillo aseguró que el tema será abordado por el secretario de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, que hoy llegará a Bogotá para una visita de tres días, como parte de la primera misión del grupo de trabajo creado en el organismo internacional para atender la migración en el continente.

Almagro, que se reunió la semana pasada con Trujillo en Washington, dijo que en su recorrido abogará por conseguir recursos, por los derechos humanos y por las necesidades básicas de los migrantes.

El secretario conversará mañana en la ciudad caribeña de Cartagena con Trujillo y el presidente Iván Duque, que ha pedido presión internacional contra la dictadura de Nicolás Maduro.

El viernes Almagro y el canciller viajarán a Cúcuta, principal punto de entrada de los migrantes, para conocer en persona la situación.

Éxodo. El ingreso diario a Perú de migrantes venezolanos que huyen de la crisis descendió a casi un tercio desde que Lima comenzó a exigirles pasaporte el 25 de agosto, informó la Superintendencia de Migraciones.

“El ingreso con pasaporte, que contiene excepciones de carácter humanitario, ha contribuido a disminuir el promedio de ingreso diario de venezolanos de 3.500 a 1.250”, dijo el superintendente, Eduardo Sevilla, ante una comisión del Congreso peruano.

Sevilla explicó que en Perú hay actualmente 432.000 venezolanos, una décima de ellos son menores de 15 años de edad. La imposición del requisito del pasaporte y la fijación de un plazo hasta el 31 de octubre para solicitar el Permiso Temporal de Permanencia, han contribuido a reducir el ingreso de venezolanos, añadió el funcionario.

Días previos al 25 de agosto hubo ingresos diarios de hasta 6.000 venezolanos procedentes de Ecuador, tras cruzar Colombia.


Grupo de Lima presentó borrador de resolución

El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas debatirá y votará por primera vez a finales de mes una resolución sobre la situación de los derechos y libertades fundamentales en Venezuela.

El Grupo de Lima, compuesto por países del continente americano que buscan un cambio de rumbo del gobierno venezolano, presentó oficialmente a la Secretaría del Consejo un borrador de resolución. Han secundado el texto Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guayana, Honduras, México, Paraguay y Perú.

La resolución se votará en uno de los dos últimos días de la 39ª sesión del Consejo, que comenzó el lunes y termina el 28 de este mes. Será la primera vez que se debata y se vote una resolución sobre lo que ocurre en Venezuela.

Para aprobarla se necesita mayoría simple de los 47 miembros que componen el Consejo. La resolución pide a la Oficinadel Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos que elabore un nuevo informe sobre los abusos y violaciones de los derechos humanos cometidos en Venezuela, y que sea presentado ante el Consejo en la sesión de junio de 2019.

En el documento se pide al gobierno que colabore con el Consejo de Derechos Humanos.