Mundo

Así son Las Ramblas, el corazón y el paseo más emblemático de Barcelona

El ataque con una furgoneta contra una multitud de transeúntes en Barcelona dejó 13 muertos y más de 100 heridos. El lugar del atentado, Las Ramblas, es el paseo más simbólico de la capital catalana y uno de los más conocidos del mundo. ¿Qué es esta avenida? ¿Qué significa para Barcelona?

Las Ramblas

Las Ramblas, Les Rambles en catalán, son el paseo por el que discurre Barcelona en toda su diversidad. Un río humano que desde hace siglos atraviesa el corazón histórico de la ciudad.

Este carácter simbólico llevó quizá a los responsables del ataque de este jueves en el que murieron al menos 13 personas y un centenar resultaron heridas a elegir esta arteria como objetivo.

Al atacar Las Ramblas hirieron a Barcelona y dieron visibilidad global a su acción, al llevarla a cabo en uno de los paseos más conocidos en el mundo entero.

Como cada tarde, a la hora en que ocurrió el atentado cientos de personas caminaban por el paseo flanqueado de árboles de platanero.

Pero, ¿qué son Las Ramblas? ¿Qué significan para Barcelona?

Los 1,2km de esta avenida emblemática -que une la Plaza de Cataluña con el monumento a Cristóbal Colón, situado junto al puerto- no son sólo un lugar de paso obligado para los turistas y locales que recorren el centro histórico de la ciudad, y para quienes quieren llegar al mar desde el centro.

Las Ramblas tienen un ritmo propio. Son una atracción en sí mismas, un lugar donde pasar el rato viendo a los dibujantes, a las estatuas humanas, los músicos callejeros, los futbolistas que hacen malabares con el balón, los puestos donde se venden flores o los quioscos.

Por esta avenida circulan cada día más de 200.000 personas -78 millones al año-, según cifras del Departamento de Turismo de la ciudad.

De todas estas personas, sólo un 21% son de Barcelona. El resto provienen del resto de España y del extranjero, lo que es una muestra del carácter cosmopolita de esta arteria, que muchos barceloneses ya no reconocen como propia.

Varias ramblas

Las Ramblas también son conocidas como La Rambla.

La elección del plural o el singular depende de que la avenida se tome como un todo de principio a fin o que nos fijemos en cada uno de sus tramos.

De norte a sur, Las Ramblas van cambiando de nombre y de carácter: primero la Rambla de Canaletas, que toma su nombre de la fuente donde los aficionados del FC Barcelona celebran sus éxitos deportivos.

Le sigue la Rambla de los Estudios, donde antiguamente se encontraba la universidad. Y cierran la avenida Las Ramblas de San José, de los Capuchinos y de Santa Mónica.

Estos paseos -que en realidad son uno- sirven de distribuidor desde el que acceder a algunos de los lugares principales de la Ciutat Vella (ciudad vieja) de Barcelona.

Bajando hacia el mar, a la derecha queda el barrio histórico del Raval. A la izquierda, el barrio Gótico.

La arteria cultural de Barcelona

Una rambla es, literalmente, un lugar por el que discurre el agua cuando llueve.

Eso fueron Las Ramblas hasta que el cauce fue desviado y ocupado por una muralla. En la segunda mitad del siglo XIX se abrió la avenida que conocemos hoy.

En sus márgenes floreció la Barcelona impulsada por la Revolución Industrial, y el viejo barranco se convirtió en un paseo bullicioso, quizá el más concurrido de la ciudad, el que menos sabe de diferencias sociales.

En Las Ramblas desembocan tanto los espectadores que asistieron a una ópera en el Gran Teatre del Liceu como los vecinos que hacen la compra en el Mercat de la Boqueria, el más emblemático y visitado de Barcelona.

Hoy Las Ramblas son también la ruta preferida por los turistas que desembarcan de los cruceros que atracan en el puerto y un lugar de paso obligado para los estudiantes de la Universidad Pompeu Fabra y los habitantes de la parte baja del Raval, una de las zonas más multiculturales de la ciudad.

La tarde del jueves 17 de agosto, la sombra de los árboles de Las Ramblas era un buen lugar para huir del bochorno del verano. A pesar del calor, el paseo, como casi a cualquier hora, estaba lleno.

Ese fue el momento en que el vehículo se lanzó contra los transeúntes. En unos instantes, la avenida festiva y relajada en la que confluye Barcelona y el mundo entero se convirtió en un escenario del horror.

Tags